luciaLa senadora Lucía Topolansky dijo a FloridAdiariO que hay compatibilidad con los tratados y que además, “acá no se enconde nada”.

La esposa de José Mujica recordó que la ley se denomina “control y regulación” e insistió en que “el gobierno va a controlar”.

“Es un camino novedoso (cuando) otros anteriores han fracasado y lo peor era quedarnos de brazos cruzados. Esperamos que nos de resultados. No es sencillo, pero es el que entendíamos posible para este momento”, explicó.

Topolansky no le teme a la discusión y dijo que la acepta al igual que otras que se han producido en un Uruguay que en la historia, ha sido por ejemplo, el primero en habilitar el voto femenino en Latinoamérica o más acá, también de los primeros en regularizar el consumo de tabaco respetando principalmente la liberta de quien no fuma.

Y esta, dijo Topolansky, es una discusión igual a la de la interrupción del embarazo. “En Uruguay hay casi 300 mil personas vinculadas a la marihuana. Eso existe con ley, sin ley, con discusión, sin discusión, con opiniones y sin opinión. Pero para conseguirla tienen que ir a las bocas de narcotraficantes”, recordó.

La senadora dijo estar preocupada por no saber quienes son los consumidores y otros datos. “No sabemos ni quienes son ni donde están, esto nos va a permitir acceder, dialogar con esas personas, porque finalmente nuestro objetivo es que se eliminen todas las adicciones y este es un camino”, dijo.

Para la también primera dama -un lugar del cual no hace alarde y se niega a utilizarlo como figura- Uruguay “no es la primera vez que estatiza estas cosas”.

“Cuando lo hizo sobre el control del alcohol, el tabaco y la prostitución, y todas estas decisiones que Uruguay tomó, siempre generaron escándalo y es parte del chip uruguayo”.

También salió al cruce de las críticas sobre la violación de tratados internacionales al aprobarse la ley y citó al ex vice canciller y actual senador, Roberto Conde.

“Conde explicó que existe compatibilidad con los tratados, así que en eso estamos tranquilos”. Sobre el avance de las situaciones que provocará la ley, Topolansky sostuvo tampoco se trata de una situación preocupante sobre la cual “no se esconde”.

“Si usted hace un puente y no funciona….eso es parte de la actitud frontal donde acá no se esconde nada, y el presidente da la cara por todo”.