policiales portadaUn productor rural de la zona de Picada Larga, próximo a la localidad de San Gerónimo, unos 18 kilómetros al noreste de Florida, fue golpeado salvajemente por un joven de 21 años que luego se entregó a la Policía.

Los golpes fueron propinados con un hacha y no está clara la motivación del joven para atentar contra la vida del productor de 72 años, con el cual ya habían tenido más de un intercambio por tareas laborales.

La víctima fue identificada como Ademar Edelmar Vidal Vidal (72), conocido en la zona como “Cacho”, y su agresor P.N.M. (21) oriundo de San Ramón, según confirmó FloridAdiariO con personas del lugar.

Vidal se encontaba internado en grave estado en un sanatorio de la capital del país, donde fue intervenido por los golpes en la cabeza, pero no sobrevivió a las heridas.

El caso está siendo investigado, pero la entrega y confesión del implicado, indicaría la resolución de un proceso por homicidio por parte de la Justicia.

MOTIVACIONES. Hace más de un año, el joven oriundo de San Ramón, había llegado hasta el lugar a solicitar trabajo. Entonces, estaba en La Cruz, y trabajar en el lugar implicaba un traslado a la zona. Aparentemente, Vidal hizo una contraoferta de tareas, pero por razones que no están claras, el joven no aceptó.

En las últimas horas, el joven llegó pidiendo herramientas por un desperfecto mecánico en una moto. Los perros alertaron la presencia del joven, y luego de haber ingresado a la casa del hombre, le propinó los golpes con un hacha que había en el lugar.

Luego de asestar cuatro golpes, el joven huyó llegando hasta la capital del país, donde finalmente se entregó en la Seccional 13a. de Montevideo, dando cuenta de lo que había hecho.

Horas más tarde la Policía lo trajo a Florida. Declaró en el Juzgado Departamental, confesando los hechos y aportando detalles para comprobarlo, según confió una fuente a FloridAdiariO.

Empero, las dudas persisten en todas las fuentes consultadas, en cuanto a la motivación del joven, ya que también el hurto fue descartado. “No faltó ningún tipo de elemenpto en lugar”, indicó el Jefe (interino) Raúl Acosta.

PROCESADO. P.N.M. fue procesado con prisión por un delito de homicidio. Empero, con pocos detalles, persisten las dudas de las motivaciones  del joven que, tras una pericia psicológica, se estableció que no es “inimputable” aunque de todas maneras se dispuso un tratamiento inicial en el hospital Vilardebó, donde fue derivado.

Las pericias buscan inicialmente alguna alteración grave de la conciencia de la realidad o algún motivo por el cual el joven, no entienda las circunstancias en el momento de cometer el ilícito.

No obstante, según se indicó a FloridAdiariO, el examen arrojó algunas dudas de origen psicológico, que llevaron a resolver el tratamiento inicial en el hospital psiquiátrico y revalorar luego, el traslado al Centro de Reclusión Departamental.