Así lo denunció la intersindical de Florida que criticó la “textil golondrina”, el manejo de las ongs, el clientelismo y la soberbia del gobierno departamental.

No queremos más engaños electoreros que juegan con la necesidad de la clase trabajadora”, dijo Yanina Fleitas, quien leyó una larga proclama que inició con reclamos firmes contra aspectos del manejo de la educación, el acuerdo del TISA y los cambios en el Fondes.

Pero fue en el punto culminante donde se enfatizó el discurso. Allí se apuntó sobre el manejo de las fuentes laborales de parte del gobierno departamental de Florida.

Si no son posibles (las fuentes laborales) que tampoco se nos engañe. Una textil cuyo préstamo salió del ministerio de Economía y que en lugar de hacer una licitación, se le adjudicó a cuatro empresarios que ‘pasaron a ser en poco tiempo los benefactores que arriesgaban el patrimonio en pro de sustentar la fuente de trabajo’”, remarcó Fleitas en tono irónico.

La referencia fue hacia la ex textil Grultex que abrió por pocos meses. Nada de benefactores. Se le compraba tela a los chinos, aquí se la adornaba un poco, se la etiquetaban y se la mandaban a Brasil. Obviamente, duró menos que la estadía de las golondrinas”, agregó.

Insistió en que “se atentó contra la ilusión de un puñado de trabajadoras y trabajadores”, al igual que otros emprendimientos prometidos y no logrados.

Un proyecto de hotel con el compromiso de 200 y pico de puestos de trabajo. ¿Dónde está? El parque industrial: ¿dónde está? La empresa de la iluminaria que se iba a instalar aquí…lo que se hizo fue comprar un galpón en Sarandí y tienen trabajando a menos de cinco empleados”, repasó.

EL RUBRO Y LA CARNE

Las empresas tercerizadas implementadas por la comuna fueron calificadas como “otro desastre”.

Y apuntó hacia “las ongs que trabajan con las máximas irregularidades: sin contrato, sin reglamentos, hasta que intervino la intersindical el año pasado”.

Allí recordó el conflicto por el pago de salarios por parte de la comuna: “Hubo demoras en el pago del salario sin una razón lógica o por lo menos sin una explicación de más que ‘se entreveraron algunos papeles’. Y se resolvió únicamente cuando las trabajadoras decidieron parar”.

Fleitas recordó que el dinero surgió entonces para sosegar el runrún de la falta de dinero: “Para acallar los rumores de que en realidad la intendencia no tenía fondos para pagar los salarios, como por arte de magia apareció el pago”.

Y entonces denunció: “Rumores dicen… nosotros les decimos que hace pocos días la intendenta negó la donación de carne para los compañeros molineros. Falta de rubro fue la respuesta. Falta de vergüenza, respondemos nosotros”, dijo bajo un fuerte aplausos de una plaza Artigas con la presencia de muchos trabajadores.

La delegada sindical exigió la igualdad de trabajadoras y trabajadores en las oportunidades que otorga el gobierno de la comuna. Y volvió a enfatizar en se consulte el color político.

Todas y todos tenemos el mismo derecho a trabajar sin que se nos pregunte qué votamos o qué vamos a votar”.

CLIENTELISMO Y SOBERBIA

Concurso, sorteo, señores gobernantes. Aunque en su diccionario estas palabras no existan, en el de los trabajadores si está. Y eso nos llena de orgullo y de dignidad. Y lucharemos sin descanso para que esto se cumpla”, continuó Fleitas en el reclamo.

A propósito, se recordó la vigencia de la Ley 18.516 que implica la contratación de mano de obra local en obras del Estado y de la intendencia: “Esto no se hace cumplir por parte de la intendencia”.

En este marco de “claros ejemplos de iniquidad laboral, clientelismo político e indignante, y atropello al derecho al trabajo, la intersindical advirtió citando a José de San Martín: “La soberbia es una discapacidad que suele afectar a los pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder. No se olviden gobernantes que esa cuota de poder se las dio el pueblo. Y se las puede quitar el soberano cuando él lo decida a través del voto”.

La oratoria concluyó con el exhortó a todos los trabajadores a asumir una postura “firme e inteligente”, vivando la celebración del 1° de Mayo.