Por el sutil y mordaz Juvenal

Giachetto, para su gestión, hizo aparecer un logo que era casi igual al de Presidencia: en lugar del sol naciente de la bandera nacional, era la imagen de la alegoría de la independencia, sita en la Plaza Asamblea. Lo acompañaba el slogan FLORIDA ES TUYO.

Una cosa es el escudo del Departamento, otra muy diferente estas especies de “logos” que cunden por todos lados, en esta época de marketing para todo.

Enciso, como no podía ser de otra manera, instauró el suyo: una especie de flor roja sobre fondo blanco, como la bandera vernácula. De paso, ahí van los dos colores que forman el rosado que generó el gran apoyo popular al intendente emplumado.

¿Habéis detenidoos, oh piedralteños, a contar cuántos “pétalos” tiene esta “flor”? Ah, sí. Me váis a contestar que no sois tan volutos como lo es Juvenal. Tenéis toda la razón de vuestra parte, oh pueblo custodiado y apajarado. Juvenal os informa que esa especie de pétalos rojos de una flor pajarera, o de aspas de un molino emplumado, o de plumas de un nido rojo con “fondo blanco”, o de ondas de un remolino que salpica, o de un borbollón que todo lo traga, son quince. Sí quince.

Florida va a tener un mega cartel “Florida”. Como los tiene Montevideo en Pocitos y en el Cerro. O varias otras ciudades. Enciso lo está terminando de edificar frente al frigorifiquillo que ya está largando flor de baranda, allí donde se entra a la polis desde el sur. Tras la imagen católica de la “virgencita de los treinta y tres” (llena de flores de plástico).

Pero, como era de esperar, el sello personal encisista no podía faltar. El inefable pajarito va a poner, junto a la F de Florida (¡adivináisteis!) el logo de la gestionenciso. Justo allí Enciso va a poner ese logo que puede ser tanto una flor, como un remolino salpicador, como un borbollón que todo lo traga. Como el del inodoro de cualquier excusado.

Enciso va a dejar dos pesadísimos recuerdos de su gestión de una década: el logo incrustado en hormigón ciclópeo, y la megadeuda con los mexicanos por la ilusión magnética.

¿Que no lo podéis creer?

Mirad:

¿Véis? Quince terminales eléctricas saliendo del gigantesco y caro bloque de hormigón ciclópeo. Tantas, como pétalos la floreja, u hondas el remolinado chijeteante, o el borbollón como el de la taza del inodoro.

¿Será éste un homenaje a la ciudad o al intendente? La semiología se encargará de descifrarlo.

Apreciad, oh sufridos y custodiados piedralteños, la marcha de las obras de este nuevo emolumento, perdón… monumento pajarero. Monumento va, monumento viene, nomás…

Bueno, tendremos un mega cartel en 3D para sacarnos fotos entre las letras de “Florida”. Claro, por detrás sólo habrá árboles y chimeneas muertas, porque no se previó ubicarlo en un lugar donde el perfil de la ciudad fuese el fondo lógico. Como se hizo en Montevideo, o en Colonia… El DIE (Departamento de Inteligencia Emplumada) está en plena crisis. Sólo está para el DALE.

Mientras, no hay plata para arreglar calles, y el pobre busto de Ursino Barreiro sigue sufriendo el olvido irrespetuoso del cambalache de la gestionenciso. Absoluta indiferencia ante Ursino, aunque el mismísimo Heraldo se lo restregue al mismísimo Riva. Ni qué decir del eterno relegado 10 DE JULIO.

¡Salve, oh sufrida polis! Juvenal os saluta y sigue voluteando en la noche agostina de la capital departamental, entre las oscuridades de la ilusión magnética que os sumirá en deudas por añares…

Anuncios