S√ĀTIRA ‚Äď HUMOR

Por Juvenal

¬ŅViste que el Tatito Costa anda todo compungido porque no encuentra a esos docentes s√°trapas que osaron desafiar al Bint√©n Dente?

¡Pero qué muchachito! ¡No madura más! ¡Si le dieron como para que tuviese!

¬°Pobres padres! ¬°Independizate, muchachuelo de brazos albinos!

¬ŅEra as√≠ que la Juana describ√≠a al vendedor de naranjas? ¬ŅO no era la Ibarbourou?

¬°Ahhhh… era BRAZOS CETRINOS, no ALBINOS!

¬°Dejate de aventuras morronescas, digo… catalanescas; y de laburos honor√≠ficos y honorables!

¬°Arranc√° pa las 8 horas, querido!

¡Sos como el tahonero, pero de cuarta categoría!

¬ŅNo enganchar√°s de alcalde de Piri√°polis, all√° donde est√° tu casa paterna de verano?

¬ŅD√≥nde carajo andar√°n esos docentes? Seguro que trabajando, los pobrecitos…

¬ŅQu√© busc√°s, Tato, ahora? ¬ŅDistraerles de su trabajo de hormiga?

¡Pero si se sabe que la coagulación blanca ya es ganadora!

No te preocupes m√°s… quiz√°s hasta te pagan para hacer lo que hac√©s, en el pr√≥ximo per√≠odo, y todooooo….

Dejalos quietos a esos giles de los docentes… el vivo sos vos…