SÁTIRA – HUMOR

Por Juvenal

¿Viste que el Tatito Costa anda todo compungido porque no encuentra a esos docentes sátrapas que osaron desafiar al Bintén Dente?

¡Pero qué muchachito! ¡No madura más! ¡Si le dieron como para que tuviese!

¡Pobres padres! ¡Independizate, muchachuelo de brazos albinos!

¿Era así que la Juana describía al vendedor de naranjas? ¿O no era la Ibarbourou?

¡Ahhhh… era BRAZOS CETRINOS, no ALBINOS!

¡Dejate de aventuras morronescas, digo… catalanescas; y de laburos honoríficos y honorables!

¡Arrancá pa las 8 horas, querido!

¡Sos como el tahonero, pero de cuarta categoría!

¿No engancharás de alcalde de Piriápolis, allá donde está tu casa paterna de verano?

¿Dónde carajo andarán esos docentes? Seguro que trabajando, los pobrecitos…

¿Qué buscás, Tato, ahora? ¿Distraerles de su trabajo de hormiga?

¡Pero si se sabe que la coagulación blanca ya es ganadora!

No te preocupes más… quizás hasta te pagan para hacer lo que hacés, en el próximo período, y todooooo….

Dejalos quietos a esos giles de los docentes… el vivo sos vos…