Empezó a guapear


“Lo digo de manera rotunda, respetando, la única alternativa al Frente Amplio se llama Partido Nacional”, dijo el senador Jorge Larrañaga en el primer piso del Club Florida.

“Alegre” y “con fuerza”, el líder de Alianza Nacional desplegó un pabellón “nuevito”, flanqueado por dos banderas albicelestes  sobre la mesa y anunció que ya hay un nuevo partido.

Sobre la decisión del ex presidente Luis Alberto Lacalle, Larrañaga fue categórico y definió que “un dirigente sin la gente no existe”.

“Esto no cambia las decisiones de los dirigentes por importante que puedan ser y no altera la condición de los partidos.

Las decisiones que podamos tener son respetables, pero nos quedamos con la expresión de Wilson: la gente es más importante que todos los dirigentes políticos juntos”.

“Creo que un dirigente político sin la gente no es nada. Cuando pierden el contacto con la gente no existen en términos políticos electorales pero también en términos de incidencia en la vida de un departamento o un país”.

EL NUEVO PARTIDO. Repasando su derrotero del año 2004, Larrañaga remarcó a que sus 54 años han sido lucha dentro del Partido Nacional.

“Creemos haberle dado una fuerte contribución cuando lo renovamos con todo el viento en contra, con las crisis económica del 2002, con el desgaste de los partidos tradicionales, y logrando un 35%”.

Allí, no sólo aseguró que aspira a la presidencia sino que buscará posicionar nuevamente al Partido Nacional como una esperanza y no sólo como oposición.

“Tenemos un posicionamiento claro: tenemos que ser alternativa,  representar una esperanza (. . .) y una concepción de que yo no quiero estar en la posición de oponerme a todo simplemente porque venga del gobierno.

Si hay cosas del gobierno que son buenas las apoyaremos como han apoyado las nuestras.

Esta es la visión del nuevo Partido Nacional al que estamos apuntando y es el desafío que tenemos como nacionalistas”.

Consultado sobre estrategias, dijo que no asegura la variación pero que habrá un partido “de buena fe y con lealtad que es lo mejor para el país”.

Wilson, siempre presente en sus discursos, volvió a ser parafraseado y agregó que ahora se debe tener ética.

“Al país todo, al gobierno lo que se merezca…y lo que es bueno para el país, es bueno para el Partido Nacional”.

“Tenemos que tener un padrón de ética y ese padrón es que nosotros apoyemos cuando somos oposición, si aspiramos a que nos apoyen”.

ROTUNDO. Remarcando ser rotundo en su concepto pero respetuoso, sostuvo que ser la única alternativa al Frente Amplio no es contra la izquierda toda.

“Esta quiere ser una fuerza republicana, democrática,  transformadora y progreso, pero no hablo de la izquierda; hablo del Frente Amplio porque esas posiciones revolucionarias y progresistas han existido y existen en nuestro partido”.

Otro de los cambios será impregnar de sociedad al partido, reflexionó Larrañaga.

Se debe “insertar el partido en la sociedad, que se impregne del reclamo popular, de lo que la gente siente, de lo que tiene que defender en todos los rincones del país y que no quede apretado en la capital, que sea de país entero”.

Señaló que trabajará en ese sentido “como siempre”. “Es mejor trote que dure y no galope que canse.

Y siempre hemos aplicado ese pensamiento; ahora con el deseo de que nuestro partido tenga una posibilidad grande de ganar la presidencia de la República”.

NI MESSI NI FORLAN. El impuesto a la tierra fue discutido por Larrañaga en Florida junto al intendente Carlos Enciso, a quien

visitó antes de su alocución partidaria. Empero, dijo que aún no sabe de que se habla.

“Yo no veo nada por ahora. No se de que estamos hablando. Cuando nos digan recién podremos pronunciarnos. Si nos cambian el arco todos los días.

Ni Messi, ni Forlan, ni Pelé y Maradona juntos pueden embocarle al arco del Frente Amplio. Usted va a patear y le corren el arco para el otro lado”.

A la discusión la calificó de “enorme cortina de humo para tapar la ley de caducidad” y de una guiñada que “si fuera un partido de truco hasta los ciegos sabían que tenían el bastillo”.

“Es la guiñada para los partidos radicales del FA y este gobierno esta quedando preso de los radicalismo”, señaló al explicar que hoy, por ejemplo, afectan a la educación,

“En vez de un país de primera en educación tenemos un país de tercera o de cuarta al enfrentar los corporativismos gremiales que son los que ponen el palo en la rueda.

La educación hay que cambiarla. Va muy mal y esto es una verdad grande como el estadio Centenario”.

También criticó la discusión del impuesto hasta en los tablados.  “No se discute sobre impuestos a través de los medios de  comunicación. Un gobierno serio no puede discutir impuestos en las tribunas”.

Sobre la quita del impuesto a los semovientes dijo que “es otra jugada”.

“Y muy clara. Resulta que ahora es sacar el 1% de los semovientes para sacarles recursos a los gobiernos departamentales y hacerlos socios a los intendentes de la nueva imposición tributaria a la tierra”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s