La comuna mostró parte de la cañería y su estado de deterioro que, desde marzo, provocó una importante pérdida de agua.

En marzo se detectó una pérdida de 300 mil litros de agua. La baja del nivel fue notoria. Llevó a la suspensión rápida de las actividades y a una investigación que determinó que esa pérdida, estaba en los caños de re-circulación.

La piscina de Florida, un complejo semiolímpico que contiene 6 cubos en un espacio de 13 metros por 25, con una profundidad máxima de 3.80 metros, comenzó a ser edificada en el año 1977. Casi cuatro años después, el 25 de agosto de 1981, fue inaugurada.

Los caños mostrados hoy- los codos metálicos que se llevaron hasta el Salón de Honor- datan de aquella época. Y cumplieron con creces poco menos de 37 años de vida útil.

Al detectarse la falla, la comuna inició trabajos de reparación propios. Y, a partir de hora, dentro de los montos de compra directa -según se aclaró- se apelará a firmas privadas para culminar los arreglos.  Los trabajos tienen un costo de 314.000 pesos iniciales, ya que pueden o no, surgir otros detalles.

Carlos Enciso, el ingeniero Guillermo López, y el responsable de Urbanismo, Marcos Pérez, en conferencia, explicaron algunos detalles: “Estimamos que en menos de un mes estaría pronta la piscina. Trabajarán empresas privadas y hasta ahora lo ha realizado la intendencia”.

Por su parte, el profesor Gustavo Pérez, afirmó que “hay preocupación” por el avance de las reparaciones. Y es que dentro de los 1500 usuarios que llega a tener el complejo, muchos complementan actividad como discapacitados y pacientes con afecciones respiratorias y musculares.

QUEDA ESO. El ingeniero López afirmó que, luego de varias reparaciones, “solo queda por restituir la cañería”. Y es que en la presente administración, se han realizado trabajos en sala de máquinas, calderas, baños y cañerías en general.

Mientras tanto, en la pasada administración, se realizaron reparaciones a un costo de tres millones de pesos. En esa oportunidad se reparó la estructura metálica del techo que llevó a cambiar 500 de los 800 metros de correas y cerchas. También se sustituyeron 68 aberturas, un sistema de iluminación que colgaba sobre la pileta y ahora está en sus laterales, y otros trabajos.