El agua horadó las cabeceras, levantó pavimentos, destrozó cartelería y dejó la ciclovía con gran suciedad.

Mirá las fotos: