Durazno: Empresa perdió U$S 1.5 millones por otra que le vendió toneladas de soja


125De 12.158 toneladas remitidas por una empresa a otra para su almacenamiento, el propietario encontró solo 220 toneladas. Todo lo demás, fue vendido.

Por el caso, la Jueza Caamaño procesó a un hombre por apropiacióón indebida de semillas en Durazno, según informa el Poder Judicial.

La Jueza Letrada de Primera Instancia de 1º Turno de Durazno, Dra. Andrea Caamaño, procesó con prisión a un hombre que utilizaba distintas estratagemas para comercializar semillas que no le pertenecían.

En noviembre de 2013, la empresa M. S.A. contrató los servicios brindados por la empresa C. S.A. para el correcto almacenamiento, secado y acondicionamiento de los granos que cosechaba para comercializarlos.

La empresa está ubicada en el kilómetro 179 de Ruta 5. Entre los meses de abril y junio de 2014, M. S.A. remitió a C.S.A. un total de doce mil ciento cincuenta y ocho toneladas de soja. La titularidad de C. S.A. estaba a cargo de M.A.

En julio de 2014, J.F. responsable de la empresa de transportes “E.P.”, fue quien, indirectamente, descubrió la maniobra.

El transportista se comunicó con el titular de M. S.A. para informale que no había suficiente soja para cargar los camiones, siendo el saldo restante de tres mil doscientas toneladas.

HAY QUE IR A VER

El titular de M. S.A. se constituyó en el predio de la empresa que almacenaba los granos y comprobó que sólo había 220 toneladas.

En conversaciones, M.A. admitió que no tenía la mercadería reclamada porque la había vendido. La falta de dinero le impidió recomprarla.

El empresario evaluó que el prejuicio económico a M. S.A. por la maniobra asciende a un millón quinientos mil dólares.

El titular de dicha empresa denunció a M.A.. Éste declaró que el denunciante le había prestado tres mil toneladas, lo que fue documentado en un conforme. El denunciante negó esta situación y también adujo que no se encontraba en condiciones financieras de realizarlas, documentando también el hecho con un conforme.

La soja en cuestión ya estaba vendida, y fue por ese motivo que se envió a un transportista a retirarla.

A su vez, J.L. negó la supuesta desacreditación que había referido M.A.. En efecto, envió telegramas a las empresas compradoras a fin de que se abstuvieran de pagarle la soja que no era de su propiedad.

La jueza concluyó que M.A. comercializó mercadería que no era suya y luego no dispuso del dinero necesario para reponerla.

El Representante del Ministerio Público y Fiscal solicitó el enjuiciamiento del indagado por la presunta comisión de un delito de apropiación indebida.

La magistrada actuante acogió el dictamen disponiendo el enjuiciamiento con prisión.

PERJUICIO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s