Caram, intendente de Artigas. Foto: Intendencia de Artigas

El intendente de Artigas, Pablo Caram, dio una conferencia de prensa este martes, luego de que se conociera la resolución de la Jutep en la que constata irregularidades en su gestión. Caram afirmó que la Jutep actúa con intenciones políticas, según consigna Radio Uruguay.

“La denuncia es falsa, se busca afectar a la gestión municipal. Son absolutamente falsos, mentirosos”, dijo y destacó que estuvo “haciendo obras como nunca nadie hizo”. “Todo eso es mentira, no tenemos nada que esconder”, cita el medio radial.

Se expresó confiando en que cuando la justicia lea el caso, ni siquiera lo llamará.

Por su parte, el edil que denunció el caso ante la Jutep, Francisco Bandera (Partido Colorado), dijo que la intendencia violó la ley en forma reiterada. “Toda esta situación se hubiera evitado si la intendencia hubiera optado por darles los carriles que corresponden (…) para los procedimientos de compra a nivel público”, afirmó.

Según indica Montevideo Portal, la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) divulgó este lunes el informe en el que constan las irregularidades en las que incurrió el intendente de Artigas, el nacionalista Pablo Caram, vinculadas a licitaciones millonarias de la comuna.

Todo comenzó cuando el 10 de octubre de 2018 el edil colorado Francisco Bandera solicitó a la Jutep que se investigaran presuntas irregularidades en la adjudicación de licitaciones de obra pública a la empresa Pedrera del Norte.

Dicha solicitud estaba fundada en que los socios de esa empresa son Rodrigo Jiménez y Martín Bicera. Precisamente, el hermano de Bicera, Omar Bicera, es funcionario de la Intendencia de Artigas y se desempeña en la unidad Proyectos e integró varias veces la comisión de adjudicación de licitaciones.

A raíz de la situación denunciada, la Jutep solicitó a Caram que presentara el pliego de las licitaciones que involucren a Pedrera del Norte y que se aclarara el vínculo familiar entre el funcionario y el socio de la empresa.

Caram informó que las compras a la empresa Pedrera del Norte fueron cinco por un total de casi ocho millones de pesos y confirmó la relación entre el socio de la empresa y el jerarca comunal. Sin embargo, Caram argumentó que el hermano del empresario había renunciado en 2017 y nunca había actuado en los tribunales de licitaciones de la empresa en cuestión.

Sin embargo, la investigación de la Jutep reveló que además de Pedrera del Norte había adjudicaciones de la Intendencia a otras dos empresas vinculadas a uno de sus socios, Rodrigo Jiménez. Las empresas eran Prenorte y Jiménez Felice Rodrigo.

A raíz de esto la Jutep solicitó un nuevo informe a Caram, pero la respuesta de la Intendencia llegó sin la información solicitada. Por este motivo se iniciaron más investigaciones.

De estas nuevas averiguaciones derivó que Rodrigo Jiménez posee al menos tres empresas: Jiménez Felice Rodrigo, Pedrera del Norte y Prenorte. En la primera y en la tercera de ellas figura como apoderado el escribano Emiliano Soravilla Pinato, que es funcionario de la Intendencia de Artigas.

Por esto se volvió a pedir información a Caram. De ella surgió que Soravilla Pinato ingresó a la comuna por designación directa y ocupó varios cargos y a enero de 2019 cobrara $ 98.198, aunque cuando ingresó, tres años y medio atrás, cobrara casi $ 25.000.

De estos datos surge que el sueldo de Soravilla se multiplicó por 4,32 en tres años y medio y según consta en diversos documentos “no se ha registrado un cambio sustancial en las tareas y responsabilidades que efectivamente le fueron asignadas”.

Además, la investigación de la Jutep reveló que a la empresa Jiménez Felice Rodrigo se le otorgaron 23 licitaciones a las que se agregaron ocho ampliaciones, todo por un total de más de 120 millones de pesos.

A Pedrera Norte le adjudicaron siete licitaciones y cuatro ampliaciones, todo por un total de 18 millones de pesos. Mientras tanto, a Prenorte se le adjudicaron cinco licitaciones por un total superior a ocho millones de pesos.

Además, el informe destaca que aún se desconoce la existencia de eventuales compras directas.

El informe de la Jutep destaca que hubo diversas irregularidades en el proceso de adjudicación de varias de estas licitaciones. Entre otras, se contrataba a la misma empresa para varias tareas que en realidad eran la misma y se adjudicaba un monto muy superior a lo planificado por la comuna.

 

Con informaciones de Montevideo Portal y Radio Uruguay