La Policía venía investigando a una adolescente de 16 años luego de recibirse varias denuncias por hurto de dinero.

El primero de los hechos denunciados ocurrió el pasado jueves 15 de octubre. Entonces, la adolescente se apersonó a una casa ubicada en calle José Batlle y Ordoñez solicitando un vaso de agua al propietario de la misma.

Al acceder a lo solicitado, mientras la víctima concurre a la cocina, la misma hurtó una suma superior a treinta mil pesos uruguayos, siendo localizada a posterior por personal policial, recuperando el dinero hurtado.

El otro de los hechos tuvo lugar el domingo 18 donde cuando la adolescente ingresó a un taxímetro y hurtó del interior de la guantera una billetera conteniendo la recaudación, tratándose de una suma superior a los dos mil pesos.

Por último, recientemente y con la misma modalidad que en el primer caso, la joven concurrió a una finca ubicada en calle España y tras solicitar un vaso de agua, hurtó la suma de mil setecientos pesos.

De lo actuado por estos hechos, se enteró a Fiscal de turno, continuándose con las actuaciones en forma conjunta con la Justicia.

Finalizada la etapa e investigación y elevados todos los elementos recabados, se realizó una audiencia de formalización donde luego de finalizada la misma se decretó para L.Y.R.R su condena mediante proceso abreviado como autora inimputable de tres infracciones graves a la ley penal calificadas como tres delitos de hurto, dos de ellos especialmente agravados, en reiteración real con una infracción grave a la ley penal calificada como un delito de violencia privada, disponiéndose la medida socioeducativa de privación de libertad por el término de sesenta (60) días.

Será internada en dependencias del INISA.