parque_sur_fray_marcos 011Parque Sur se convertirá en “un tractor regional”, aseguró a FloridAdiariO su director, Claudio Kröger. El parque agroindustrial instalado en Fray Marcos cuenta con “la planta de raciones más grande del país”, según afirmó el empresario, que destacó que gracias al acuerdo firmado con Alcoholes del Uruguay (Alur), Parque Sur se volverá el foco de la producción de sorgo en el país, pues estará estableciendo referencia de precios.

El parque es “un negocio inmobiliario con un perfil agroindustrial” que busca ser, “en esta nueva forma de hacer negocios, el gran promotor de la sinergia entre las empresas que quieran participar de sus actividades”.

Actualmente sobresale la presencia de New Zealand Farming (NZF), con “la planta de raciones más grande del país”, señaló. Tiene una capacidad de 30 mil toneladas. “De aquí sale la ración para 50 mil vacas en ordeñe”. También hay tres empresas de transporte, dos de las cuales se dedican a la distribución de ración de NZF. Hay además una empresa dedicada al peletización y al procesamiento de raciones específicas para la actividad ruminal.

El objetivo, dijo, “es siempre agregarle valor” al agro. “El negocio del parque es que los que ingresen a su actividad sientan que los que están adentro no son competencia, sino colegas, clientes, proveedores o como los quieran ver. El negocio agropecuario no tiene límites, no los tiene a nivel mundial, así que no se los pongamos nosotros”, comentó.

Acerca del acuerdo con ALUR, indicó que en Parque Sur “se harán dos o tres cosas fundamentales, como la extensión de cultivos en un mínimo de 10 mil hectáreas para cosechar en entre unas 15 y 20 mil toneladas de sorgo granífero para llevar a la planta de etanol de ALUR en Paysandú”. El acuerdo también implica “empezar el desarrollo de nuevas oleaginosas en campos que tiene la empresa, para la obtención de biodiesel”.

Aunque el grueso de la actividad no sea dentro de la planta, ésta va a estar continuamente vinculada “porque al grano hay que aguantarlo de una zafra a la otra; hay que secarlo, acondicionarlo y mantenerlo, transportarlo a Paysandú a todos los días”.

Definió al parque agroindustrial como “el tractor regional que va a permitir que en cultivos como el sorgo, que tradicionalmente nunca tuvo un precio de referencia más allá de la oferta y la demanda, se fije aquí el precio a futuro. Esa es una de las variables más interesantes que hay en todo el negocio”, indicó Kröger.