Pasadas las 72 horas cruciales, empezó a presentar signos de mejoría el estado de salud del trabajador del servicio de recolección de residuos de la Intendencia de Florida que resultó intoxicado por un producto químico. 
El secretario general interino de la comuna, Oscar Arizaga, informó que Carlos Morales, de 26 años, salió del CTI del Círculo Católico, pasando a cuidados intermedios. 

Hasta el viernes no se tenían datos acerca del producto que podía haber afectado al trabajador, pero ese día una familia de la zona en la que estaba depositado el producto se presentó voluntariamente ante la Policía, admitiendo haberlo arrojado junto a los residuos domiciliarios. El 13 de febrero se había lanzado, a través de medios de comunicación, un pedido de cualquier dato, aun sea aportado de manera anónima, que ayudara a saber frente a qué tipo de producto químico se estaba, dado que ello era considerado fundamental para hacer frente a un tratamiento.
De todos modos, se aguarda el resultado de análisis para confirmar que efectivamente el producto que señala la familia de la zona es el mismo que le produjo la intoxicación a Morales.  En tal sentido la Policía indicó que no hay certeza de que ese veneno que la familia indicó haber arrojado sea el mismo que causó la intoxicación.  “Es un veneno de menor toxicidad comparado con las reacciones que tuvo el trabajador. De todas maneras, ya lo mandamos a analizar junto con otros elementos”, dijo a FloridAdiariO un integrante del comando de Jefatura de Policía de Florida.
Una de las interrogantes planteadas de antemano era si se trataba o no de 
un elemento fosforado, atento a que éstos no abundan en el mercado en presentaciones en polvo, sino que suelen ser líquidas. El trabajador fue intoxicado tras ser salpicado por un polvo, de acuerdo a la información aportada desde la propia comuna.