Síntomas de conflicto


 

ibirgayenEl Dr. José Pedro Ibargoyen, presidente de FEMI, dijo en Florida, estar “preocupado” por la situación de la mutualista Comef, carente de 21 pediatras que renunciaron hace ya más de un mes.

Queremos transmitir nuestra profunda preocupación (…) A pesar de haber hecho muchos esfuerzos, no pudimos incidir en el inicio de este conflicto, de estas negociaciones, y hoy estamos frente a una polarización que está dejando mucho daño en la población”, reconoció ante la prensa y un grupo de médicos floridenses.

Ibargoyen disparó inmediatamente al Sindicato Médico del Uruguay: “Tenemos la convicción que uno de los motivos que han llevado a esta situación tan extrema, es la intervención de un gremio ajeno a esta comunidad, y un accionar demasiado intransigente por parte de ese representante y entendemos nosotros que tanto los médicos de Florida, su sindicato médico y también los propios pediatras, sobre todo los que viven acá, también son víctimas de esta situación y no descartamos que tengan la mejor voluntad para lograr una solución a este problema”.

E insistió otra vez: “Si esto se ha salido de cauce es porque hay personas ajenas a Florida, ajenas a FEMI, que no lo han entendido de esa manera”.

NI IMPOSIBLE, NI IMPOSICIÓN

Ibargoyen desestimó la imposibilidad de resolver el conflicto pero también el hecho de que sea, según explicó, por imposición.

Hay dos puntos para resolver solamente que son los más importantes: la atención en la emergencia -que pasaría por un sistema de complementación exclusivamente en emergencias- y el sistema de los traslados”.

Y añadió: “Para ello hay una condición fundamental; se debe hacer por negociación, y no por imposición. Y considerando además todos los intereses. No se pueden violar derechos, no se pueden imponer soluciones, porque por ese camino no vamos a alcanzar el camino que todos deseamos”.

Una vez más, enfatizó en la injerencia del Sindicato Médico del Uruguay, criticó la “poca flexibilidad” con una medida “inédita” y sostuvo que el planteo de la gremial fue “desde un ámbito que desconocía la idiosincrasia, las consecuencias y el daño que le podían provocar a una sociedad entera”.

Además, sostuvo que las acciones se enmarcan “en una estrategia política donde se pretende imponer al Ministerio de Salud Pública primero, a Comef después, y a ASSE también, determinadas condiciones que no le competen a un sindicato”.

Tal como ya se conocía en una resolución, el “memorándum de entendimiento” firmado entre el MSP y el SMU, fue calificado de inaceptable.

Se hizo sin la participación de los actores directos involucrados, y en segundo lugar, viola principios fundamentales del sistema en sí”. Dijo además que “eleva” la valla y genera más enfrentamientos y dificultades. “Existen múltiples elementos criticables de esa propuesta y no son aceptables”.

Ibargoyen también responsabilizó al ministerio de Salud. “Al ver que posiblemente en el impulso de este conflicto había por detrás intereses que no eran los intereses de los propios pediatras, tal vez no los detectó a tiempo para interrumpir esta escalada”, definió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s