Una Macana: “Van a generar disputa entre los vecinos”


La comunidad está erosionada por quien prometió colaborar, recortó abajo pero no arriba, y justificó con un “los tiempos cambian” el grito, la mentira y hasta la filtración de las conversaciones de los vecinos para llevar adelante una acción, donde los padres se sienten “marcados”.

“Perdimos el tiempo. Estamos perdiendo el tiempo porque tenemos que hacer, hijos para atender, y ellos están de reuniones que no solucionan nada”, fue una de las primeras conclusiones de Gabriela C., una de las madres que en la noche del lunes sintió que le faltaron el respeto.

Las autoridades de la intendencia estaban del otro lado. El intendente Carlos Enciso, la secretaria general Macarena Rubio, el contador Álvaro Rodríguez y la directora de Desarrollo Social, Alicia Oriozabala.

“Nos dijeron que hay que pagar, que van a mandar asistentes sociales familia por familia. Y a los gritos. Nos pareció una falta de respeto, porque parece que no creen en la palabra de nosotros”.

La Macana es una localidad rural cercana a Florida con una población principalmente dispersa, donde los principales rubros productivos con la lechería y la fabricación de ladrillos.

“Acá somos todos trabajadores, son pocos los que tienen un sueldo alto, hay hasta gente que hace changas, y claro que hay gente sin trabajo. Van a decir aquel puede y aquel no”, dice Gabriela.

Otro de los vecinos del lugar, y reconocido entre su comunidad, es el diputado José Arocena, quien apoya a los vecinos desde el comienzo del reclamo.

Arocena lamentó los gritos. Y calificó la situación de espanto. “Gritar desaforadamente a señoras rurales, de forma intimatoria desde una posición dominante, también desde la soberbia del Poder es un espanto, en especial cuando le grita a una señora que como contribuyente preguntó por los cargos de confianza”, sostuvo el diputado.

Las madres recordaron que fue el intendente quien decidió colaborar. Y fue el mismo el que decidió el recorte. “¿Qué dijo? Los tiempos cambian y se molestó cuando le preguntamos porque no recortaba los cargos de confianza, ahí subió la voz”, contó Eliana, madres de dos jóvenes que cursan sexto de medicina y derecho.

Como Eliana, la mayoría vive en casas de Mevir, un plan que llegó hace casi dos décadas y se amplió recientemente, pero hay más vecinos en la zona y la región que llegan de Talita, San Gerónimo y Palermo entre otros lugares.

“Tal vez sea una solución, pero ¿nosotros tenemos que demostrar que trabajamos? Creo que no es necesario. Si vienen se dan cuenta. Acá la mitad del trabajo cayó, hay personas que no lo tienen y ellos lo saben, se tienen que dar cuenta”, lamentó Gabriela.

Quien parece que se dio cuenta fue el director de Transporte, Felipe Martín.

“Florida tiene dificultades con el sistema de transporte departamental porque ellos contratan muchos servicios exclusivos, como taxis y remises, entonces les sale carísimo”, dijo en las últimas horas al diario El Observador.

Según Martín, el costo anual promedio del transporte de cada estudiante ronda los $ 5.000. Pero en Florida el promedio se eleva a $ 11.000. Señalando que es imposible de sostener, sugirió que la intendencia debe crear un sistema de transporte.

Y sentenció: “Con la única intendencia con la que hemos tenido problema es con la de Florida”.

La edila del Frente Amplio, Gabriela Rodríguez, que también apoya a las madres y estudiantes, sumó números en relación a las declaraciones de Martín y cuestionó el recorte de la intendencia: “Sencilla interpretación para cualquiera que no quiera politizar el tema. Si el año pasado se disponías de 10 mil pesos para el traslado de estudiantes, 6 de IDF y 4 de MTOP, y este año MTOP dispone de la misma partida ajustada por inflación ¿quién hace el recorte?

Rodríguez recordó además el mismo argumento que cuestionaron los padres: “Mientras tanto el Intendente de Florida sigue creando cargos de confianza donde no son necesarios, baldes de plata para asesores y medios de prensa Nacionales. Triste realidad la de nuestro departamento”, dijo.

Mientras las madres esperan con incertidumbre los tiempos de visitas y quién pagará, el intendente aseguró que en tanto dure ese proceso de “estudio socioeconómico” la intendencia subsidiará su parte. Y no descarta la posibilidad de establecer una línea de “ómnibus municipal”.

El intendente dijo que propondrá en el próximo Congreso de Intendentes que algunas empresas del estado se sumen a los actuales subsidios y que ANCAP destine una partida de combustible mensual.

Aunque habría una solución en el horizonte, Eliana aseguró que no olvidará los gritos. “Nos levantaron la voz. Le estábamos diciendo lo que habíamos hecho. Hay una media solución, pero te quedas con eso de que te traten mal por defender algo que pedíamos para todos. Acá, aparentemente, se empieza por los de abajo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s