Así lo enfatizó el comandante de la división, Gral. Héctor M. Tabárez, en el marco de un nuevo aniversario del Batallón de Ingenieros 2.

Tabárez, se refirió al cuidado de las tropas que asisten constantemente a la Centro Coordinador de Emergencia, y al trabajo junto al Jefe Coordinador, Cono Arrúa para asistir a los afectados por la sequía.

El destaque fue en el marco del aniversario 78 del Batallón Sarandí de Ingenieros de Combate Nº 2, unidad comandada por el Tn.Cnel. Yamandú Cuello, a quien acompañaron autoridades nacionales y departamentales.

Tabárez repasó que desde el año 1940 “han sido innumerables las tareas” que han realizado con el propósito de atender sus deberes del Ejército y las acciones subsidiarias, que resaltó “se han cumplido a cabalidad pese a los escasos recursos”.

El general destacó el esfuerzo, abnegación y compromiso asumido por cada uno “en pro de la satisfacción del deber cumplido” y la alta imagen que hoy significan para el Ejército Nacional.

No obstante, recordó a las tropas: “Nuestra institución depende de cada uno de nosotros. Las omisiones a los deberes son tan graves como las repercusiones negativas”.

Pero el jerarca hizo luego un especial énfasis al trabajo conjunto de la unidad y el Centro Coordinador de Emergencia. En medio de una sequía que azota a sus pobladores, se destaca el apoyo al Cecoed, dando “pauta de su compromiso desinteresado, solidario para con sus compatriotas, y por encima de todo, su labor humanitaria”.

Así, agradeció “a todas las entidades y fuerzas vivas de esta comunidad que han desarrollo tareas en forma desinteresada para con nosotros y la sociedad, como la actitud de la intendencia de Florida, y en especial del Jefe Coordinador del Cecoed, preocupado en atender que las condiciones de trabajo de nuestros efectivos, sean dignas y seguras. A él y su equipo nuestro más sincero agradecimiento”.

MUJER

El comandante hizo también un especial destaque en el mes de la mujer, resaltando “esa figura donde se encuentra la simbiosis perfecta de madre, esposa, compañera, ama de casa, trabajadora en todos sus aspectos pero por sobre todo, la que reúne la ternura que hace posible que la humanidad encuentre en ella los caminos inteligentemente trazados, para llegar a encontrar al final de los mismos, la respuesta para todas nuestras aspiraciones”.

AGRADECIDO

“Es mi tarea y mi trabajo. Es lo menos que podemos hacer por el trabajo que hacen ellos. Que el general haya tenido lugar en su discurso para esas palabras es halagador, pero humildemente hacemos una tarea conjunto lo más profesional posible, por la población necesitada en estas horas”, dijo Arrúa tras lo que consideró un respaldo a la tarea.

“Nadie mejor que los soldados del Batallón  de Ingenieros 2 conoce la realidad de cada familia del departamento, de cada rincón de Florida y del trabajo que se necesita hacer para llegar cuando lo necesitan. Nuestro es deber, a quienes nos respaldan, es ayudarlos, protegerlos y garantizarles las mejores condiciones. Saludo al Batallón, a sus autoridades y a todo su personal en este aniversario”, agregó.

Anuncios