¿Dónde y para qué se necesita la represa de Casupá?


Mapa: Estudio de OSE

La represa será más grande que Paso Severino y se expropiarán más de 3000 hectáreas en la zona. Estará ubicada unos 10 kilómetros al este de Casupá.En el año 2013 OSE tomó la decisión estratégica de encomendar la elaboración de un estudio que analice la problemática e identifique, desarrolle, seleccione y proponga la alternativa más apropiada para el aseguramiento del abastecimiento de agua potable al Sistema Metropolitano hasta el año 2045 en condiciones de calidad, cantidad y máxima confiabilidad.

Así lo indicó el organismo en un informe al que accedió FloridAdiariO. “Allí surgió que la alternativa es la construcción de presas en la cuenca alta del río Santa Lucía con centralización en Aguas Corrientes”, señala el análisis del estudio.

Según OSE, la alternativa es, de todas las estudiadas, la que presenta los mejores índices de regulación, sin que haya que recurrir a la importación de agua de otras cuencas.

¿Qué ocurre en el río Santa Lucía? La solución propuesta afirma que no existe déficit de agua, pero sí una carencia de regulación que permita almacenar aguas excedentarias para ser usadas en épocas de estiaje y que de otra forma se perderían inexorablemente en el Río de la Plata.

Actualmente, el río Santa Lucía Chico está regulado parcialmente en el embalse de Paso Severino con sus 70 hm3 y una cuenca de 2.200 km2. Esta infraestructura tiene una misión pensada como reserva de agua para épocas de ausencia de lluvias, pero que normalmente se encuentra aliviando gran parte del año.

El río Santa Lucía Grande carece en la actualidad de regulación creándose una situación asimétrica e identificándose sin posibilidad de enmienda, largos episodios donde el río especialmente en las cuencas medias, no lleva caudal o los mismos son muy pequeños.

Esto crea en el río estancamientos, aguas retenidas, lo cual implica favorecer las condiciones para la proliferación de crecimientos de cianobacterias potencialmente desencadenantes de toxinas, que alteran gravemente las condiciones organolépticas del agua.

La tipología de embalse que se necesita es aquel que proceda a la regulación de la cuenca alta, almacenando aguas lo más naturales posibles y que aporten caudales moderados de base todo el año y caudales punta cuando los caudales naturales empiecen a disminuir.

Así, la Presa de Casupá se ubicaría sobre el arroyo de igual nombre, afluente del río Santa Lucía Grande, almacenando 100 hm3 (30 más que Severino) e interceptaría una cuenca de 685 km2. El área aproximada de expropiación es de 3.600 há.

La represa de El Soldado se sitúa en el arroyo de su nombre y almacenaría 27 hm3 con una cuenca alimentadora de 200 km2.

La función reguladora se cumpliría para todo el período con 100% de garantía (asegurando reservas por un período de 60 días) y supondría la disposición de caudales ecológicos de base todo el año y caudales de refuerzo o preventivos.

De esta forma estas presas cumplirían la doble función reguladora y preventiva para mitigar las floraciones algales ya que estas apariciones están asociadas a fenómenos lénticos en aguas remansadas, impedidos por los caudales aportados por los embalses según se ha expuesto.

OSE resalta que la alternativa seleccionada se ha dimensionado para el uso exclusivo de abastecimiento y, si es el caso, dejando abierta la posibilidad de aprovechamientos hidroeléctricos de pie de presa, por ser un uso asociado al preferente no consuntivo.

El informe aclara además, que “no está previsto el uso de estos embalses para riego”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s