El intenso de viento y la posibilidad de un chispazos de cables de alta tensión provocaron un incendio de campo en la zona de calle 60.

El caso se produjo este sábado sobre el mediodía, cuando ráfagas de viento azotaron Florida provocando otros daños menores (ver nota aparte) y sacudieron las líneas ubicadas en el cruce de 60 y Molles Cenicientos.

El fuego en campos resecos -como muchos en diferentes puntos del departamento- “corrió” rápidamente, extendiéndose por al menos unas 20 hectáreas en la zona, según estimó el encargado del establecimiento.

Junto al responsable, agentes policiales y vecinos fueron los primeros en hacerle frente a las llamas mientras se aprestaba a llegar rápidamente una dotación de Bomberos.

La proximidad de la Unidad N°19 alertó a sus autoridades que se desplegaron con efectivos y varios privados de libertad para colaborar en las tareas de extinción.

Por fortuna, el fuego pudo ser apagado después de las intensas tareas y se evitó la propagación a otros predios de la zona.

El responsable del lugar estimó que un chispazo de los cables de alta tensión haya originado las llamas, puesto que Bomberos y Policía no encontraron, por el momento, otros elementos en el lugar.