Un lamentable incendio de campo y monte cortado se produjo próximo a la localidad de La Cruz, en el acceso al campo de Recría, 15 kilómetros al norte de Florida.

El caso sucedió cuando, según se presume, cables de electricidad próximos a las pasturas hicieron un corto y provocaron chispas que dieron origen a las llamas.

“Comenzó a arder muy rápido. Estaba la leña reseca, ramas y rastrojos del monte que fue cortado en noviembre”, dijo un obrero del lugar que lamentó las pérdida de por lo menos unos 100.000 kilos de leña.

Es que el monte estaba cortado desde hace dos meses y ahora, tras la seca de la leña, comenzó su carga y acopio. El incendio sorprendió a los obreros pero rápidamente dieron aviso a las autoridades.

Bomberos de Florida y Sarandí Grande, de la Zona Regional IV llegaron rápidamente junto a unidades policiales de las seccional 8va. y 7ma. Y evitaron que las llamas llegaran a un caserío en la zona.

Además, también pudieron controlar que el fuego no se extendiera en otros montes y campos de la zona, según indicó el Jefe del Destacamento de Florida, Matías Barboza.

Así, poco más de cuatro hectáreas se quemaron en el lugar, pero afectaron severamente la leña generada.

Debido a la presencia de viviendas, el campo de Recría y establecimientos cercanos, también se activó rápidamente el Centro Coordinador de Emergencia que, ante la eventualidad, dispuso de unidades del Batallón de Ing. 2 que, por fortuna, no tuvieron que intervenir, según explicó el jefe del Cecoed, Cono Arrúa.

Además de las dos dotaciones de Bomberos, personal de UTE también llegó al lugar para reparar líneas que también fueron afectadas.