A Juvenal le dijeron que representa a la SUPERFICIALIDAD.

Excelente alegoría fue inaugurada en nuestro parque. Era hora que el Departamento de Cultura saliera de su letargo tenaz.

La modestia del escultor nos priva de poder entrevistarle.

Pero nos comentó su obra: la pintura 🎨 que busca atraer miradas fáciles y acríticas nos transporta a las posturas humanas que sólo buscan complacer a la esfera social en que se consumen intelectual y espiritualmente. Esa pintura 🎨, que ex profeso rechina con su entorno, es la actitud hedonista por antonomasia. Es Narciso 🌼 a punto de caer en el estanque que usaba como espejo. Es la GESTIONENCISO en pleno autobombo. Es el rubiote Pérez encestando en el nuevo 10 de Julio, es Riva homenajeando a Arbilla, es Enciso descubriendo la piedra fundamental de la planta mexicana de inducción magnética, es Tatonacho volviendo del país vasco con el cargo de Presidente de la Junta ya adquirido. Es la voluptuosidad, es el ombligo admirado desde arriba, a flor de piel. Es la pantalla de CTB LA EFE.

Mientras, las patas cimentadas en un suelo erosionado por completo, son los pies 🦶 pies 🦶 de barro del que sólo existe para vestir de seda a todos los mones que le reverencian. Es la vacuidad de la moral política. Es EL PRÍNCIPE de Maquiavelo. Es la admiración barata del que aplaude 👏🏾 por conveniencia. Es la clientela de la 62, es la audiencia 62, siempre atenta, de la onda de WC AM mil 😐 lo siento.

Es una pena no poder hacer público el nombre de este terrible artista coterráneo. Juvenal lo felicitó efusivamente, con lágrimas 😢 en sus 👀 ojos. Pletórico, embuido por completo en las esferas de las glosas y las alegorías plásticas, el sutil se piantó hacia su tablet IBIRAPITÁ y desarrajó esta nota para el pasquín de su feje Aleccionado Trancido.

Id con los dioses.