El Presidente de la República se refirió a las renuncias de médicos de Asse. “No le corresponde al presidente analizar las causas. Mi rol es analizar las consecuencias prácticas que puede generar este tipo de situación que no nos alegra”.

Dijo además que, sin hacer un juicio de valor, “no nos parece oportuno (…) es un momento de tensión”, apuntó, máxime cuando uno de los argumentos Asse lo había dejado de lado. “No quiero juzgar la actitud; no me parece oportuno. Esto hace revaluar y por suerte tenemos un presidente de Asse en el cual confiamos plenamente y seguramente esto será subsanado”. 

“Este gobierno no es infalible”, sostuvo después sobre la posibilidad de que la causa haya sido la designación de autoridades en la transición. 

“El gobierno trata de que cuando hace un nombramiento conocer la persona, sus aptitudes y es la primera vez que un gobierno es integrado por cinco partidos políticos”.