A poco de cumplir 120 años “cayó” cancha de pelota de mano de calle Gallinal


Se trata de la cancha inaugurada en el año 1902, como parte de un amplio comercio de la época. Prácticamente en peligro de derrumbe, una máquina tocó su parte más alta y comenzó a caer.

La cancha de pelota de mano, que genera recuerdos para varios floridenses, cayó el viernes cuando una máquina comenzó tareas en el lugar.

La construcción cumpliría 120 años en el mes de mayo. Y desde hace varios años tenía un importante deterioro, al punto que una grieta en gran parte de la estructura, provocó la inclinación de una pared.

ESTABA POR CAER

Esa parte daba hacia la calle Alejandro Gallinal, y los vecinos habían solicitado en su momento la intervención de las autoridades ante el peligro de derrumbe.

Por fortuna, ningún ladrillo cayó hasta que el viernes, por nuevos trabajos en el predio privado, una máquina retroexcavadora comenzó el derrumbe controlado.

La cancha tiene recuerdos importantes para algunos floridenses, como menciona este usuario de  Facebook:

 

HISTORIA DE LA CANCHA

Según registra el libro Juegos y Deportes (Florida 1880 – 1920) de José Monti, la cancha fue inaugurada en mayo de 1902. El lugar también funcionó como cancha de bochas.

Entonces, Pedro Bersetche compró el almacén (hoy puesto de verduras) en las entonces denominadas calles Convención (Gallinal) y Santa Lucía (Lavalleja). El anuncio de apertura fue, justamente, con un partido de pelota a mano en la cancha contigua.

Pasados los años “todo cerró: la cancha, el bar y el almacén”, recordó un vecino. El lugar fue subastado en el año 2003 y fue utilizado como depósito de leña, aunque ahora no hay más que una vieja bicicleta en un rincón.

En el diario La Voz de Florida de esa época, aparecía la siguiente crónica, según recuerda José Monti:

Inauguración de una casa de comercio.

El sábado a la noche, con motivo de inaugurar el bien surtido almacén, billar y cancha de pelota que ha establecido en la calle Convención esquina Santa Lucía el señor Pedro Bersetche, reunió algunos de sus amigos obsequiándolos con una copa de champagne.

Después de rendir a estos los debidos honores y formular sincerísimos votos por la prosperidad de la casa, pasaron los concurrentes a visitar las instalaciones, convenciéndose de que el señor Bersetche, como persona entendida en el ramo, ha conseguido seleccionar los artículos, de primera calidad en general, lo que le permitirá realizar el ideal del comerciante moderno: vender artículos extras a precios sin competencia.

Como ya decimos, además del almacén, el señor Bersetche ha establecido, anexas a aquel, un billar y una espléndida cancha de pelota, que hoy será inaugurada también, con un importante partido.

Deseamos al señor Bersetche mucho provecho en su nuevo negocio.

(La Voz de Florida. Nº 333, 22 de mayo de 1902)

 

NdR: Javier A. colaboró para este reporte. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s