Nuevamente un médico fue agredido en medio de un caso que implica la muerte de un bebé de cuatro meses, y llevó a que el Sindicato Médico de Florida analice la situación para no perjudicar la relación médico-paciente.

El caso ocurrió el pasado sábado, cuando el ingreso de un bebé habría provocado una complejidad en la coordinación del traslado tras el diagnóstico médico. La agresión fue sufrida por un galeno que recibió la reacción de parte del abuelo del pequeño fallecido.

“El abuelo agredió porque es lógico, se le fue encima. Obviamente que tenemos desesperación, que digan lo que se les antoje”, justificó la abuela del pequeño en declaraciones al programa “Exitorama…” (CW33 La Nueva Radio), donde dio su versión de los hechos.

FALLA. Aunque no está del todo claro la causa de la muerte del pequeño, su abuela indicó que el bebé tuvo complicaciones desde su nacimiento y en estas horas, incluso, tenía una consulta privada con un cardiólogo por consejo de un pediatra.

“El niño nació asfixiado y morado. Lo revisaron cuatro pediatras. Mi hija tenía una consulta privada con un cardiólogo, porque la doctora le había señalado que pasara a ese especialista”, contó la abuela.

El viernes el niño hizo un paro cardíaco. Fue llevado en un auto desde su casa en el barrio Floridablanca y logró se reanimado en el camino al hospital. Al ingresar, sobre las 22.30, comenzó a tratar de ser estabilizado por los médicos.

La abuela indicó que el pequeño sería trasladado a la tres de la mañana y que “la ambulancia no llegó”, pero no hay versión oficial de este detalle por parte del centro hospitalario.

La coordinación para una cama de CTI estuvo en proceso desde el diagnóstico grave del paciente, pero aún no se aclaró que sucedió con este detalle. El pequeño falleció a las 3.30.

Al conocer esta noticia, el abuelo reaccionó y agredió a uno de los médicos. “No niego lo que pasó, pero hay que arreglar la salud para que no hayan más víctimas”, dijo su abuela al medio radial.

AMBULANCIA. Uno de los coordinadores de la Cooperativa Médica de Florida, el Dr. Fernando Botta, negó tajantemente la falta de ambulancia. “La ambulancia se llamó y no hubo demoras atribuibles a Comef que, en este caso, no tiene absolutamente ninguna responsabilidad. Cuando la ambulancia se llamó fue enseguida. Todo ocurrió en el hospital. Si hubo otro tipos de demoras, estos sucesos pasaron en el hospital”, afirmó a CW33 La Nueva Radio.

SINDICATO NIEGA DENUNCIA Y CONFLICTO. El presidente del Sindicato Médico de Florida, Dr. Ariel Pisano, afirmó que se citó a una asamblea para tratar el tema pero no para generar conflicto ni denuncia contra la familia del pequeño.

“El sindicato no hace una asamblea para generar un conflicto con la familia porque entendemos el dolor. A veces el trabajo nos permite salvar vidas, y otras veces no lo logramos”, dijo también en declaraciones al programa “Exitorama…” (CW33 La Nueva Radio).

Pisano explicó que la asamblea es para analizar los temas y tratar de sacar conclusiones positivas.

“El niño ingresa a las 22.30 del día viernes 28 y fallece el sábado 29 a las 3.30 de la mañana. El traslado estaba previsto para las 3.25.

El médico lo atiende y pide a la coordinadora de camas de CTI y esa persona determina a que lugar va el niño. El médico determina la gravedad y un traslado, la función como tal está cumplida. No puede agarrarlo debajo del brazo y llevarlo.

Cuando la coordinadora no tiene camas, hasta que se determina el lugar que va (…) hay demoras, si. Las hay, y en este caso, las autoridades determinarán si hubo demoras, pero no fueron quince horas”, recalcó el profesional sobre el hecho en concreto.

Pisano especificó que el niño “siempre estuvo asistido” y que, después de la investigación, se establecerá si hubo o no demoras.

En cuanto a la agresión, el médico nunca hizo la denuncia. “Es una persona excelente, sólida y gran profesional y que le pueden pasar estos hechos, pero no es cierto que el médico quiera seguir provocando dolor a la familia”, afirmó Pisano.

En cuanto a la asamblea que se realizará este martes a las 19.30, el médico aseguró que “no es por conflicto ni ánimo beligerante. Acá queremos que la relación médico paciente no se pierda”, concluyó.