“Justicia por Gime”: padres y ciudadanos marcharon por un proceso “más justo”


DSC_7012Jesús y Sandra, los padres de Gimena Alfaro, junto a familiares, amigos, vecinos y ciudadanos encabezaron la marcha que recorrió varias calles de Florida. MIRÁ EL VIDEO:

 

La actividad se desarrolló este viernes sobre las 12 horas. Partió desde la casa de la familia, en la calle Manuel Liberoff casi Grauert. De allí recorrieron varias calles hasta las puertas del Juzgado Letrado de Florida, donde se leyó una carta y se manifestó Jesús Alfaro, padre de la joven.

Gimena Alfaro, de 17 años, falleció el 10 de diciembre de 2014 en el cruce de Faustino López y Ursino Barreiro. Allí fue embestida por el chofer de un ómnibus de transporte de estudiantes. La joven iba en moto, a una cuadra del Liceo N°1 de Florida, en plena hora de pasaje de estudiantes.

El bus, matrículado SOF4987, iba de Sur a Norte conducido por C.M.E.M. (49), cuando cruzó Barreiro, donde existe un cartel de Ceda el Paso, según se hizo constar en el lugar, además de otros elementos aportados por un testigo.

Casi cinco meses después, y tras los análisis y peritajes realizados con unidades técnicas de la capital del país, la Dra. María Morales dispuso el proceso sin prisión del chofer del vehículo. El delito: homicidio culpable. Por el proceso se le impuso como medida sustitutiva a la prisión preventiva, el arresto domiciliario por 90 días y la prohibición de manejar cualquier tipo de vehículo con motor por el plazo de un año.

Los padres de la joven entienden que hubo elementos agraventes que implicarían una pena más severa para el imputado. “No hablamos de que vaya a la cárcel. Pero si que no maneje más. Mató a nuestra hija y en un año estará manejando otra vez”, reclaman entre otros detalles.

Anuncios

8 pensamientos en ““Justicia por Gime”: padres y ciudadanos marcharon por un proceso “más justo””

  1. Lamentablemente no vivimos en un mundo idilico ni mucho menos, una vida tiene el mismo valor aca en Uruguay, como en cualquier parte del mundo. Que es la justicia… o mejor dicho que sería justo en este caso. En algunas partes del mundo lo justo sería matar al que ha provocado la muerte, y en otras sociedad se le pregunta incluso a los familiares de la víctima cual sería el castigo a aplicar. Aqui las leyes no son perfectas ni mucho menos, pero existen y no hay una sola justicia sino hay tantas como tantas personas existen. La ley no es mecánica ni se aplica de esa forma. Hay errores chicos y errores enormes y este sin duda es de los grandes, pero no creo que prohibirle manejar por el resto de su vida al conductor sea también justo, porque detras de el hay una familia que depende de su trabajo diario.

    Mezclar sentimientos con politica barata es nauseabundo. Los paises mas desarrollados, justos e igualitarios no son solo los que mas impuestos aplican sino también los que mejor lo distribuyen.

    Nada tiene que ver en este caso la politica, ni nacional, ni depertamentel, ya que vivimos en un estado de derecho en el cual el Pder Judicial es independiente.

    Me gusta

  2. El debido respeto para el dolor sin igual que ha de estar viviendo esta familia floridense. Repito: sin igual. La vida está hecha con una lógica elemental: que los hijos sepulten a sus padres. Cuando esto se subvierte, se desgarra todo. No debe haber mayor dolor que perder a un hijo.
    En este marco, leer a Pedro indigna. Mezclar algo tan bajo, como una simpatía político-partidaria, con algo tan grandioso como el dolor de estos floridenses… no tiene nombre. Vergüenza ajena. Rastrero. Inmundo.
    A Ana María es bueno recordarle que está viviendo en un Estado que ha decidido, por voto popular, caducar en su pretensión punitiva. Después de eso, todo está desdibujado. Muchos otros padres han perdido sus hijos y no tienen ni el consuelo de saber qué fue de sus cuerpos. Mucho menos conocer (ya no verlos justamente castigados) a sus asesinos a sangre fría.
    En esto no se salva ningún Partido Político.
    En cuanto al chofer del micro… no se gana nada con sepultarlo en una cárcel. Pero no podría volver a conducir por el resto de su vida. Que se dedique a otra cosa. Conducir hablando por celular no tiene perdón. Menos aún, un conductor profesional de un medio al servicio de la Educación. También tendría que pasar buen tiempo realizando servicio social, y ser condenado a pedir disculpas públicas ante los padres de la víctima. A ellos tendría que resarcir económica y moralmente. Tendría que escuchar, públicamente también, cómo le cuentan el dolor que los desgarra y desgarrará por siempre jamás.
    Hace unos días vi a un reelecto conducir su lindo auto gris, HABLANDO POR CELULAR. Iba a comprar las pastas domingueras, por Pocho Fernández. Lo fotografié. Que no se preocupe. No publicaré su vergonzosa imagen. Pero él sabe que es cierto. No publico, pero queda archivada la foto para siempre.
    El 16 de diciembre de 1980, hace ya casi 35 años, en dictadura, una amiga de mis padres perdió la vida intentando sacar su pequeño ciclomotor de abajo de las ruedas traseras de un semirremolque que dio marcha atrás imprudentemente. Vi a sus padres llorar a su hija. Eso me marcó. Imborrable. Tuve que ir a la morgue a reconocer el cadáver. No había Internet ni celulares en aquella época. Gracias a Dios. Pero mi mente y mi corazón veinteañeros fotografiaron a mi pesar. Indescriptible. El conductor continuó arriba de los camiones. El “accidente” fue por allá por las calles del barrio Corralón del Tigre, cerca de la Escuela 108. Un panteón de nuestro cementerio tiene las placas de todos ellos, desaparecidos en unos meses después de la tragedia: Teresa (la hija “accidentada”), Irma (la madre), Rogelio (el padre) y César (el hermano). Los padres ya habían perdido a otra hija. El padre vio morir a sus tres hijos y a su esposa. ¿Cómo olvidar? No hubo casi ningún castigo al imprudente. Esto no es de ahora. Ten vergüenza y guarda respetuoso silencio, Pedro.
    Hay leyes que ni con anuencia de un referéndum son justas. Vergüenza internacional del Uruguay. Hay aplicaciones de leyes que también son una vergüenza. Saludable que el pueblo proteste pacíficamente, cuando siente que tiene razón.
    Mi mayor respeto por el dolor sin parangón. Dios dé consuelo a esos padres, que aún son jóvenes y tienen hijos por disfrutar, y nietos por esperar. Con ellos. Por siempre.

    Me gusta

  3. Siempre debe de existir “justicia”,para todos.Y nada suave,aplicarla con toda la ley,sin favoritismo,asi estos accidentes ,no vuelven a ocurrir.Preguntenle al que aplico la pena, que pasaria si fuera su hijo/a¨creo que la aplicaría de otra forma.Hay que recordar “que las vidas ,no se devuelven,no tienen marcha atrás”.Si se respetan las normas de tránsito y valoramos al otro ,como nuestra propia vida,las cosas cambiarían.Y cuando estas leyes no se cumplen y ocurre este accidente,el Tipo No Debe Manejar en su vida ,asi evitamos Mas muertes.Y que el sea feliz con su conciencia.Ojala el pueblo ,se movilice y apoye a esta familia.Me uno a su dolor y felicito la fortateza.

    Me gusta

  4. a prestar atención!!!
    5 años no alcanzaron para cambiar el país,
    10 años tampoco y parece ser que 15 años tampoco van a alcanzar. y estamos peor que al principio.
    educación pésima.
    salud pésima
    seguridad pésima
    justicia pésima, la vida de un ser humano en uruguay vale menos que la de un perro callejero.
    pero esos si, impuestos a matar!, es en lo único que este gobierno es eficiente, después el pueblo esta librado a su suerte.
    la movilización de esta familia ojala sea el comienzo de grandes movilizaciones, para que los que gobiernan entiendan que ya no se puede jugar mas con la vida de los ciudadanos honestos y trabajadores que son los que hacen andar al país.

    MI SOLIDARIDAD A ESTA CORAJUDA FAMILIA QUE SE A ANIMADO A HACERLE VER A LOS DE ARRIBA QUE EL SISTEMA ESTA PODRIDO, SIN IMPORTARLE LAS CONSECUENCIAS.

    Me gusta

    1. gracias por el apoyo y esperemos alguien de la cara porq justamenta la jueza ese dia de la marcha estaba con medica o capaz asustada nose lo unico q aca se pide es justicia por mi hermana esto no puede quedar asi

      Me gusta

    2. Lamentablemente no vivimos en un mundo idilico ni mucho menos, una vida tiene el mismo valor aca en Uruguay, como en cualquier parte del mundo. Que es la justicia… o mejor dicho que sería justo en este caso. En algunas partes del mundo lo justo sería matar al que ha provocado la muerte, y en otras sociedad se le pregunta incluso a los familiares de la víctima cual sería el castigo a aplicar. Aqui las leyes no son perfectas ni mucho menos, pero existen y no hay una sola justicia sino hay tantas como tantas personas existen. La ley no es mecánica ni se aplica de esa forma. Hay errores chicos y errores enormes y este sin duda es de los grandes, pero no creo que prohibirle manejar por el resto de su vida al conductor sea también justo, porque detras de el hay una familia que depende de su trabajo diario.

      Mezclar sentimientos con politica barata es nauseabundo. Los paises mas desarrollados, justos e igualitarios no son solo los que mas impuestos aplican sino también los que mejor lo distribuyen.

      Nada tiene que ver en este caso la politica, ni nacional, ni depertamentel, ya que vivimos en un estado de derecho en el cual el Pder Judicial es independiente.

      Me gusta

      1. Pero detras de Gime hay una flia destrozada entonces que hacemos nos seguimos matando si al menos hubiese sido un error pero fueron 3 en 1 tambien hay q ponerse a laburar y saber q al llegar a tu casa no podras tener mas a tu hija o a tu hermana por culpa de una persona IMPRUDENTE saludos

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s