Una falsa alarma activó los sensores de incendio de una planta reductora de UTE en Florida.

La información fue confirmada por Bomberos y personal de la planta en el lugar de los hechos.

La activación se produjo por el uso de una pulidora. Los sensores en el lugar son altamente sensibles debido a las importantes cargas eléctricas que se manejan.

La planta ubicada en ruta 56 a la altura del kilómetro 5 reduce energía eléctrica de 150.000 voltios a 30.000 voltios que luego es derivada tanto a zonas rurales como a la ciudad de Florida.

Las líneas provienen de los parques eólicos de la zona y de La Represa de Rincón del Bonete.

“Un incendio en este lugar podría ser de gran magnitud por eso los sensores son altamente sensibles”, indicó un funcionario.

En el lugar hay material altamente inflamable como miles de litros de aceite que utilizan los transformadores, además del cableado para el energía.

“Por fortuna sólo se trató de una falsa alarma y esperemos que nunca ocurra ningún tipo de incendio en este lugar”, acotó el funcionario.

Anuncios