Un hombre de 28 años murió en Mendoza apretado por el auto que reparaba.

El caso ocurrió el fin de semana.  El joven se encontraba solo en el momento del penoso accidente.

El caso ocurrió luego de haber colocado un gato hidraúlico de un lado y un taco del otro que terminó zafando. El auto le apretó y terminó falleciendo.

El hermano de la víctima fue quien lo encontró y reportó a las autoridades que trabajaron en el caso.

Anuncios