Un importante incremento de “poco me interesa si otro anda en sillas de ruedas”, se produjo en las últimas horas en Florida. 

“Me gustaría saber porqué los conductores de Florida tenemos tan poca empatía y respeto hacia aquellas personas que necesitan utilizar las rampas para desplazarse (discapacitados, ancianos, madres con cochecitos, etc)”, registró con imágenes el lector Larry Celano en la red social Facebook.

La situación ya se produce en Florida desde anteriores oportunidades, pero esta vez tuvo un registro importante de casos en varias de las rampas que existen en la ciudad.

“Seguramente sean los menos, pero esto no quita su derecho absoluto a transitar libremente sin tener que lidiar con gente como los conductores de estos vehículos, que no les importa si un discapacitado tiene que esperar a que saquen su vehículo, o directamente cruzar por otro lado. Tomemos un poquito de conciencia”, reclamó.

Hace pocos meses, la Comisión Departamental de Discapacidad, realizó una campaña para tratar de generar conciencia al respecto. Lo hizo vendándole los ojos a personas sin discapacidad y dejándolas transitar por una ciudad llenas de obstáculos.

Quien esto escribe, al igual que otros participantes, notó una severa complejidad para quienes con diferentes discapacidades deben desplazarse en una esquina céntrica, pese a la existencia de rampas.

Esos elementos, son apenas un aspecto que ayuda a los discapacitados, pero dista de ser una solución integral a personas que se encuentran con aceras llenas de impedimentos, que no pueden establecer si un semáforo está en rojo o que lidian con obras en construcción entre muchos otros problemas.

Ahora, con un buen registro fotográfico que bien podría auxiliar a las autoridades, el lector registró cerca de una decena de casos, con la que también reclama la toma de conciencia por parte de los conductores.

Anuncios