Intendencia concluye en caso Cabrera: “No fue posible alertar porque nunca fue ingresado en el sistema”


El intendente responde en la Junta Departamental sobre el caso Luis Cabrera, a quien la comuna denunció ante Fiscalía y solicita que devuelva el dinero, entendiendo que el culpable es el funcionario. Enciso comenzó señalando que “hubo cierta confusión. El funcionario primero fue director y en el cambio, quedó con la encargatura de Vialidad. Y quedó en paralelo una posibilidad de ir a descentralización”.

“Eso no implica que cobrar sin estar en el ámbito laboral, un proceso intermedio complejo. Él se presentó a esa área lo que disparó una investigación de lo que hicimos, independientemente, del esfuerzo en cuanto y tanto, cambiar los sistemas de control de funcionarios”.

“Era tradición y vox populi que algún funcionario que se atrasaba le marcaba la tarjeta otro”, explicó al señalar que se sustituyó por huella digital y sistema de cámaras internas porque “la intendencia tiene muchas puertas y dependencias que no es en el edificio”.

Sabemos que hay un sistema perfectible, mejorable. Y es el único caso en ocho años que podemos constatar a través de esta investigación, dijo también Enciso. Agregó que, en un proceso de modernización, se está mucho más avanzado.

El edil Eduardo Riviezzi dijo que el viernes analizó el expediente. Y apuntó: “Si hay una cosa que nos quedó bien claro fue el funcionario no fue a trabajar por varios años”. Por otra parte, dijo que se involucra en forma importantes a jerarcas. “Me parece que el ámbito de investigación tiene que ser fuera de la intendencia”.

“La denuncia fue contra varios jerarcas de la intendencia. No entiendo porqué la Junta no puede investigar el tema. No vamos a preguntar sobre el sumario. Es hora de que la Junta Departamental forme una comisión, e investigue, en forma neutral. Ahora se comprobó que eran hechos”, sostuvo el edil del Frente Amplio.

Enciso respondió inmediatamente: “El debate investigadora o no, es político. Lo que no podemos estar ausente es la iniciativa de la investigación administrativa”.

Para el jerarca comunal, “no digo que la montaña parió un ratón, pero la dimensión pública de todo esto, con andamiaje objetivo y subjetivo de todo esto, abonaba más la tesis que no podíamos estar ausente de pasar esto a la Justicia”.

Por su parte, la Dra. Adriana Bruno, detalló como se diligenció la investigación, de la cual señaló “hubo limitaciones”, como la ausencia del funcionario.

“Resolví cuando se me dio la confianza y ordenó, escuchar y leer todo lo que salió en la prensa. Los programas de televisión local, con la precaución. Abarqué todos los aspectos en que surgían en las preguntas. Como hechos del funcionario fue sus declaraciones en CW33 (La Nueva Radio), tratando de cotejar, principalmente el tema cronológico”.

Bruno dijo que citó además a funcionarios de confianza, de carrera como Luis Varela, jefe de Presentismo. “Fue el primero en decirme que es habitual que por la naturaleza de la función no marcan el reloj”. O la funcionaria Mariela Martínez (jefe adm. de Vialidad) que era la que autorizaba los formularios de licencia.

“Martínez dijo que en enero los funcionarios quedan hechos con mucha anticipación porque ella no ve a los funcionarios. Y luego cada uno con su número de ficha de funcionario, pasa y firma su correspondiente licencia. Hay un formulario de licencia realizado luego del cambio de gobierno que lo firma el director de Vialidad que lo firma Corujo, que son 50 días.

Después los días de licencia reglamentaria. Y después una licencia pre jubilatoria.

Citaré a un chofer que trabajaba en Descentralización, que afirma que el funcionario estuvo trabajando una semana en esa área.

Se basaron no solamente en funcionarios de particular confianza. Y con honestidad intelectual, y si bien quedó afirmado que estuvo ese tiempo sin trabajar, no surgió responsabilidad de nadie en particular”.

“De los testimonios quedó probado que se designó a Corujo. Ingresado, casi inmediatamente, Cabrera solicita 50 días de licencia. Luego de esta licencia se realiza una reunión en la secretaría general (donde la secretaria no estaba), donde estaba el intendente, el ex funcionario, el director de Obras y el director de Descentralización Luis Bilbao”.

“Cabrera abandona Descentralización, yéndose para su casa, no recibiendo ninguna orden. Me remití a las mismas declaraciones del funcionario”.

(…)

Sobre la situación de la ausencia, Bruno explicó que “Cabrera nunca en toda su carrera de funcionario marcó ingreso y nunca se le ingresó al sistema”.

“El traslado fue en forma verbal y acordada. No registra ni viáticos ni extras por lo que nada alertó al director (de su ausencia)”.

Sobre las licencias, dice: “La primera licencia a los tres días, la segunda de 11 días, con fecha 11 de noviembre de 2016, la tercera registra un error en el fechado, pero se deduce a 28 días por el ejercicio 2007, la cuarto cuando pasa a jubilación. No se registra ninguna otra licencia que hubiese alertado de su existencia”.

“Ha quedado probado que Macarena Rubio no tuvo participación alguna en el caso”.

“No se recibió en Adeom ninguna queja o reclamo de Cabrera. Respecto a los hechos denunciados como similares: el presidente de Adeom decía “hay otros casos”, puedo decir que no son situaciones similares a Luis Cabrera”.

Como Cabrera no concurrió, Bruno dijo que se tomaron en cuenta sus declaraciones mediáticas. “La decisión unilateral de Cabrera no fue advertida porque el director creyó que estaba en Descentralización. Y a su vez, el otro jerarca, pensó que estaba en su repartición de origen”.

“No fue posible alertar porque nunca fue ingresado en el sistema. De la forma en que se implementan las licencias, tampoco pudo advertirse la ausencia de Cabrera”. La Dra. Bruno agregó que sugirió el pase a la Justicia por entender que Cabrera percibió indebidamente el salario y los demás beneficios durante los tres años.

Tras la lectura de las conclusiones, donde el edil Morales (FA) dijo que “nos parece que no corresponde ni es serio el tema. Me parece que tomar esto como que la montaña parió un ratón es faltar el respeto a la población”.

La edil Gabriela Rodríguez (FA), intervino y señaló: “Salió en el programa Así Estamos de Alberto Mazza, no solo en la Nueva Radio. Solo transcribieron los dichos de Cabrera cuando se fue para su casa. Y no los de Enciso o Guillermo López que fueron fuertes”.

Rodríguez cuestionó: “¿Nadie vio a Cabrera cuando fue a firmar su licencia reglamentaria? ¿Dónde firmaba? ¿En serio piensan que ninguno de los dos directores sabían donde estaba el funcionario? ¿Cómo es que se escapa un excelente funcionario? ¿Se pensó en un método alternativo para el control del personal de confianza?

La Dra. Bruno, respondió después: “También leí otras manifestaciones en otros medios de prensa. Me hubiese gustado hace un careo con Guillermo López, pero no pude cotejarlo. Y me tuve que quedar con las palabras de Guillermo López que me dijo que era falso.

¿Hay muchos Cabrera? Por eso se citó al presidente de Adeom, no se denunció ninguno excepto dos que no son asimilables. La funcionaria Martínez no se encuentra en la oficina cuando ellos van a firmar. Obviamente que alguien lo vio.

¿Los funcionarios tienen por qué saber qué hace Cabrera? Puede haber algún aspecto que pudo faltar. Pero creo que las cosas fueron como se dicen.

Respecto de los controles, se admite que hay que ahondar controles. Obviamente alguna falla hubo, pero no me surgió que fuera responsabilidad objetiva, no resulta aplicable al procedimiento disciplinario”.

Por su parte, el Dr. Jorge Reyes, se refirió al tema: “La instrucción se volvió sumamente compleja. El gran ausente fue el propio denunciante. Tengo que agradecer a los ediles del Frente Amplio y Adeom.

Se lo citó varias veces. Las últimas ni siquiera firmó las citaciones. Hubo un caso reciente a nivel nacional donde una abogado inhabilitada, terminó como defensa que todo esto era una joda.

Tenemos la certeza jurídica de todo lo que se haya dicho en la prensa. Hay que tener en cuenta la valoración de dicha prueba electrónica”.

Riviezzi, volvió a intervenir y señaló: “Nadie le preguntó a Bilbao si habló con el director de Vialidad. ¿Y vos qué hiciste? Y se fue. Tenemos varias interrogantes más para hacer”.

Dra. Bruno: “En realidad se lo pregunté pero no quedó en el expediente. Tiene razón en el edil”.

Jorge Reyes siguió: “Cuando llegamos a afirmar que acá no existió falta administrativa. Objetivamente existió falta, pero no tenemos elementos subjetivos. En cuanto a la afirmación de si piensan eso realmente, sí, estamos convencidos”.

Ramón Acosta (FA), cuestionó: “¿Cómo se le puede pagar presentismo sino no se comprobó presentismo?”. Y Bruno contestó: “Porque nadie lo advirtió y pasó”.

Siguió Acosta: “¿Por qué se nombró a una ex senadora? ¿Y por qué se agradece (por el nombre) a los ediles del Frente Amplio que no dimos nombre”.

Reyes: “Nombré a la ex senadora por la cautela con los medios electrónicos y la prudencia que hay que tener”.

Enciso: “¿Cuántos Cabreras hay en la intendencia? El hijo es maquinista, pero no es vinculante, lo digo con cierta ironía”.

Acosta recordó que el ex funcionario no tiene obligación de concurrir a la investigación dispuesta por la comuna, detalle que confirmó el Dr. Jorge Reyes.

Acosta agregó que no se puede ser tan ingenuo en decir que “no lo mandaron para la casa. Sigo manteniendo de que al funcionario lo mandaron para la casa. Hoy, nadie de los que fue a declarar, se hizo cargo”.

Miriam Sánchez (FA) preguntó: “¿No hay responsabilidad de los directores de no tener un contralor de quien integran las cuadrillas? ¿Quiénes asignan las tareas en Vialidad?”.

Bruno, contestó: “Le dan 50 días de licencia y nunca más volvió. Y el director no tenía porqué saber porque el funcionario se fue y nunca volvió porque se fue a Descentralización”.

Miriam Sánchez: “No entiendo como no hay un director, un funcionario, que no haya notado que haya ido a trabajar”.

Bruno, otra vez, contesta: “Yo no puedo hacer consideraciones políticas. El funcionario no fue. No le pude preguntar nada”.

Interviene Jorge Reyes: “Se decide la denuncia penal por qué quién puede hacer el careo, Fiscalía, por eso se hizo la denuncia”.

Amanda Della Ventura (FA) cuestionó: “No se dictó resolución del traslado. ¿No hubo omisión?“, dijo. Bruno, contestó: “En este caso se hace lo que se llama un préstamo, porque no se alcanzó a realizar el formulario de traslado”.

“El director sabe que Juan Pérez sabe que está a préstamos en Higiene, pero yo le sigo haciendo la licencia”, agrega la instructora.

Amanda Della Ventura (FA) agregó: “Es algo muy extraño que sea un funcionario olvidado“. Bruno, reiteró: “El funcionario dejó y nadie lo tuvo en cuenta”.

Enciso, respondió una vez más: “Yo no quise entrar en temas de polémica. La primer denuncia que hizo el FA fue inexacta, cuando denunció que era un director de confianza que estaba no trabajando. Después se moderó, pero la temporalidad cambia el sujeto de la cosa.

Una cosa es un funcionario y otra un director”.

Reyes, complementó: “No solamente dije que el caso es una vergüenza, y dije algo más, que es un acto de corrupción. Aquí hubo un acto de corrupción. Es una ventaja o provecho en el ejercicio de la función pública”.

Martín Varela (PN) intervino: “Lo actuado reafirma que no es necesario investigar en la Junta Departamental. ¿Se piensa seguir otro paso en la Justicia Penal?”

Reyes responde: “La intendencia tiene obligación de hacer la denuncia. Y se le hace un juicio civil para que devuelva (lo cobrado) indebido”.

Martín Varela anunció que daba por suficientemente explicadas las conclusiones y solicitó concluir el debate del tema. 

Ariel Palleiro (FA) intervino: “Reyes, ¿usted dice que no conoce otro caso? Creo que se equivoca. Hubo un caso en la intendencia de Florida de un funcionario que estuvo cuatro años sin trabajar. Pero hay antecedentes”.

Reyes: “Como este no conozco”.

Pablo Lanz (PC), intervino: “La única limitación es la del imputado, que desaprovechó la oportunidad para defenderse. El FA en pocos días presentó una conferencia con una metralleta abierta de denuncias.

Acá hay una clara responsabilidad que no podemos obviar. Sigo convencido que la Junta pudo aportar contenido complementario como otras oportunidades. Una comisión investigadora se transforma en la principal defensa del imputado. Y quien se negó a concurrir a la investigación administrativa, seguramente concurra a la Junta porque el tema está en la Justicia.

Claramente (se hacerse una investigación en la Junta) agrega elementos a la Justicia. No tengo dudas.

Llegamos a la conclusión que los servicios de control dentro de la intendencia fallan. Queda en evidencia en las propias conclusiones de la investigación administrativa, donde dice que claramente no fue advertida por los superiores.

El manejo de funcionariado a modo de préstamos es una condición grave. No podemos porque atentamos con el derecho de los propios funcionarios. ¿Qué pasa si tiene o no antipatía? Eso es una locura administrativa que yo no comparto”.

Bruno responde: “Es perfectamente posible que se pueden prestar funciones si es un peón o del escalafón oficios”.

Lanz: “En este caso no era un peón”.

Bruno agrega: “Si la administración tiene la confianza de decir no marques, es mayor aún mi obligación aún de cumplir. Es triste que tengamos que tener un sistema de control, porque somos servidores públicos”.

Lanz: “Comparto, claramente falló el deber de lealtad, pero el mismo deber que tiene un peón, es el mismo que tiene que tener el intendente, un director y no se nos puede escapar como agua entre los dedos.

Creo que por el bien del gobierno esta Junta puede y debe cumplir un rol preponderante de esclarecer esta situación”.

Riviezzi: “Lo que no se profundizó es si hubo responsabilidad en los cargos de confianza. Se preguntó y se dijo que no quedó en el expediente”.

Reyes responde: “Lamento tener que volver al Derecho. Déjenme decirle que la falta no es cualquier cosa”.

Lanz: “Si todos lo medimos en términos políticos y en blanco y negro, queda todo en ese debate vacío. Hoy al imputado le conviene y mucho venir a la Junta Departamental. Ese es el rol de los ediles, tenemos que entender que cumplimos. Hagamos las cosas no en términos de política, sino en término de justicia”.

Martín Varela: “Yo estoy convencido de que el funcionario no puede probar todo lo que dijo, sino que además, por desconocimiento o por actuar en forma caliente, por eso no creo que pueda venir a la Junta Departamental”.

Enciso cierra el debate: “Toda administración es perfectible. No hemos dudado cuando tenemos algún elemento, en otro tipo de cuestiones más grave, peculado, semiplena prueba de robo de combustible, hemos enviado a este cuerpo, sin medir si adherente o no, la destitución.

La voluntad de generar determinadas órdenes internas de servicio, para apuntar a lo que afirmaba Lanz. Después hay otro componente jurídico.

No hemos rehuido nunca en ocho años en venir a la Junta. Estamos a la orden y es claro que el primer trimestre del año que viene estemos dejando la intendencia en manos de nuestro equipo, a efectos de no entreverar los tantos (…) si llega a ser mi última comparecencia, les agradezco, más allá de las diferencias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s