El hallazgo de “cuatro huesos pequeños” no confirman por el momento ningún elemento vinculado a la desaparición de Amparo Fernández.

Así lo confío una alta fuente de la investigación que, además de reserva, solicitó especial sensibilidad para “no generar falsas expectativas por una familia que espera con la misma ansiedad que nosotros”.
Los restos óseos, a primera vista, no tienen apariencia humana. Pero, además, son pequeños para establecer fehacientemente y por ello, se requeriría la intervención de un antropólogo forense.
Además, si bien fueron encontrados en una zona del río próxima al puente, las autoridades mantienen la reserva específica para evitar mayores especulaciones.
“Hay que entender que además de la familia, no hay nadie más interesado en las autoridades que establecer detalles para contrastar los elementos conocidos recientemente. Solicitamos prudencia y espera para seguir avanzando en la investigación”.
Los restos serían enviados al Instituto Técnico Forense en las próximas horas.