Un procedimiento de la Brigada Municipal terminó con un conductor detenido.

El caso se realizó en las últimas horas en el Prado Piedra Alta. Ocurrió cuando los inspectores intentaban retener una moto requerida por infracciones en el mismo prado.

En esa instancia el conductor llegó al lugar y se resistió a la intervención del rodado, intentó huir y luego incendiar la moto.

Así, intervinieron policías de la Brigada, generándose un forcejeo y la posterior detención del implicado por el desacato.

Con acta en la Seccional 1ra. se pudo establecer que los agentes resultaron erosiones leves.

Fiscalía fue notificada de las actuaciones y moto quedó depositada en el área de Tránsito.