Así lo anunció en un comunicado oficial. A raíz de la situación generada por la propagación en nuestro país del virus COVID-19 y sus consecuencias socioeconómicas, la Intendencia Departamental de Florida resuelve que todos sus cargos políticos y de particular confianza donen, durante dos meses, el 20% de sus haberes líquidos al Fondo Coronavirus Florida, oportunamente creado para atender necesidades de naturaleza alimentaria y sanitaria.

Además, se establecerá otra escala de descuentos, que irá del 5 al 10%, a empresas de servicios personales vinculadas a la Intendencia de Florida.

Dicho fondo se destinará fundamentalmente a satisfacer el exceso de demanda que eventualmente exista en relación a la oferta hoy disponible por parte de instituciones que proveen alimentación diaria a los más necesitados (comedores, centros CAIF, etc.)

Asimismo, lo recaudado podrá ser utilizado por motivos de primera necesidad que trasciendan lo alimenticio mientras se permanezca en la situación de emergencia sanitaria decretada por el Gobierno Nacional.