El Ministro de Educación y Cultura Sr. Pablo Da Silveira, y el Sr. Presidente de la República, Don Luis Alberto Aparicio Lacalle Pou de Herrera Brito del Pino, demuestran tomar decisiones apresuradas e inconsultas. Como pretender reanudar los cursos en las escuelas rurales sin preguntar nada a los que saben: los docentes rurales, los médicos rurales y las comisiones de fomento de las escuelas rurales.

Los médicos rurales intentan hacerles razonar en el documento que Juvenal adjunta. Ojalá lo logren. Una de las peores consejeras de los jerarcas es la soberbia.

Es bravo imaginar la realidad de la gente humilde del campo desde Pocitos, Carrasco y La Tahona.

Leed y veréis la razón de Juvenal, estimades piedralteñes:

Sopesad nuevamente la decisión, oh venerables jerarques. No seáis tan tontueles, oh gobernantes elegides por el pueblo. Aparte de defender al capital en contra del trabajo, consultad antes de tiraros a la piscina sin saber nadar. ¡Per favore!