Así lo anunció la intendenta de Florida, Andrea Brugman, al anunciar además el exhorto a excursiones que no vengan a la capital de la Piedra Alta.

La afectación por el coronavirus, llegó, inevitablemente, al santo más venerado del Uruguay.

edf

“Queríamos hacer la procesión pero hemos resuelto en conjunto con la comisión que este año desde el 31 de mayo al 7 de junio la capilla de San Cono permanecerá cerrada”, dijo Brugman junto a Fernando Morella y Gerardo Casella.

“Sabemos lo que conlleva y significa San Cono. Trasciende lo religioso para muchos que no están en Florida y por eso, incluso, se realizará un vallado alrededor de la capilla”, agregó después. Además, tampoco se realizará la “novena” que precede la fiesta del santo y que, tradicionalmente, también incluye otras actividades. 

San Cono convoca hasta 10.000 personas por jornada. Un grueso de esos asistentes llegan en excursiones y provienen de todo el país y de países de América Latina, incluso también algunos europeos por su origen italiano.

Brugman pidió disculpas a los fieles. “Esto nos trastocó a todos. El tomar esta resolución también es parte de la vida en estos momentos. Les pedimos disculpas pero teníamos que anunciar una decisión”, dijo.

Y es que uno de los aspectos fundamentales, es que Florida se mantiene sin casos de coronavirus.

Para que ello continúe, se indicó que las medidas de control volverán a reforzarse en conjunto con el ministerio del Interior.

“Se exhortará a las excursiones a que no concurran. Vamos a solicitar apoyo a la Jefatura de Policía de Florida.

A la capilla no se podrá entrar. Y en los accesos a Florida se reforzarán acciones de control”, insistió la jerarca de la comuna.

También se anunció que habrá contactos con el ministerio de Turismo “para que también haga lo suyo”.

Ello, se explicó, estará relacionado con algún tipo de campaña de difusión de la suspensión de las actividades.

“No podemos prohibir que entren (a la ciudad) pero vamos a solicitar apoyo para que se cumpla el exhorto de que las excursiones no vengan”, reiteró.

“Acá nos hemos puesto la camiseta todos y Florida sigue sin casos. Queremos que eso siga así y por eso tomamos esta medida”.