El Dr. Cipriano Curuchet sostuvo que el Tibunal de Apelaciones compartió el criterio de la defensa y revocó el fallo donde la Dra. Victoria Abraham había decidido la prisión del implicado por los incumplimientos que se presentaron con tres elementos de prueba ante la Justicia: filmaciones, constancias policiales y declaración de vecinos.

“Se revocaron las dos resoluciones que había dictado la Juez, que admitía que la sede había aceptado elementos probatorios fuera de plazo y la resolución por la cual se había dejado sin efecto la prisión domiciliaria”, dijo Curuchet para explicar desde la defensa la instancia de esta jornada.

En efecto, el Tribunal de Apelaciones no consideró que el implicado siguiera en prisión y revocó la medida cautelar sobre la cual se solicitaba extensión.

El abogado defensor recordó que este tipo de resoluciones no son sobre el fondo del tema y enfatizó en las garantías del proceso.

“El Tribunal compartió el mismo criterio jurídico que había tenido esta defensa cuando entendíamos que había sido contrario a derecho el procedimiento.

“Dijimos que todo el procedimiento impulsado por el Ministerio Público estaba prácticamente viciado de nulidad, contradictorio con las disposiciones del nuevo código, en aspectos procesales, formales, plazos, prueba ofrecida, valoración de la prueba y en definitiva el tribunal compartió el criterio de la defensa”.

No obstante, para Curuchet, “lo importante” es que se establezcan las normas del código. “Esto no es conforme ni desconforme. El trabajo nuestro es velar por el respeto de las garantías individuales.

No estamos ejerciendo solo la defensa de este imputado, sino de las garantías individuales que hacen a la vida de la comunidad de todos, del presunto autor de un delito como de la propia sociedad en su conjunto”, concluyó.