El senador del Partido Colorado, Pablo Lanz (Ciudadanos) destacó las figuras de Julio María Sanguinetti y José Mujica en la despedida de ambos ex presidentes del senado. “Es un honor haber estado sentado al lado de estos dos hombres. Pero es un enorme honor para quienes hemos hecho culto de la militancia está al lado de mi ex Presidente de la República, Julio María Sanguinetti”.  

El floridense destacó a un hombre de estilo propio e inclaudicable que, en las antípodas políticas, elogiado y criticado, enalteció la militancia en vida democrática. 

Lanz reflexionó que Mujica pasa a una de las mejores condiciones: “La del militante libre y en democracia”.

Pero agregó una imagen que a su entender, debía estar: “Me quiero referir a una imagen que desde los años 90 nos encontrábamos. Un cajón, un megáfono y su compañera (Lucía Topolansky).

Enaltecían la militancia en vida democrática. El paseo de quienes llegábamos del interior era la feria Tristán Narvaja y así lo vimos, con constancia, con convicción y trabajando por sus ideas aún cuando las cosas no rodaban bien para el Frente Amplio. La imagen de un militante , de un partido opositor al Frente Amplio, de una nueva generación pero que rescata las convicciones del senador Mujica, las ideas, los valores democráticos y fundamentalmente una cosa que debemos decir con fuerza: nunca tuvo el senador Mujica un sentimiento revanchista”.