Ocurrió en la madrugada en la rambla costanera.

Un vehículo destrozado “amaneció” este sábado en la rambla costanera, próximo al cruce de Calleros. La evidencia en el lugar da cuenta del hecho.

Previo al sitio de impacto con una construcción de asientos y adoquines, hay un largo derrape de oeste a este. Al final del mismo, una palmera está completamente arrancada de su base. Después, el coche está destrozado. Pedazos del parabrisas, plásticos, un tapón de combustible y otros elementos están esparcidos en el pasto.

Además, otros restos del auto que fueron recogidos, están dentro de la unidad. Pero lo más llamativo, es que quien presuntamente conducía el coche, no se retiró del lugar sin antes taparle con un nylon de color negro.

Para sujetarle, además, utilizó restos del impacto como un adoquín, otros pedazos de plásticos y hasta la palmera arrancada.

Finalmente la Policía estableció que se trataba de auto marca Daihatsu matriculado en el departamento de Montevideo que circulaba con tres ocupantes, una mujer y tres hombres, resultando ser el conductor uno de estos de 41 años, a quien le arrojo resultado positivo el examen de espirometría.