El presidente Luis Lacalle presentó este martes ante la Asamblea General un balance del primer año de su gobierno. “Hoy no venimos a hablar de herencias, no es momento”, dijo al comienzo de su discurso, que se extendió por 55 minutos y donde además hizo varios anuncios.

Tras repasar las medidas adoptadas durante el primer año de gobierno, Lacalle anunció que impulsará “nuevas medidas para apoyar a las micro y pequeñas empresas para alivianar su carga mientras transcurre la pandemia”, según recoge la crónica de Montevideo Portal.

Varios partidos, entre ellos el Partido Colorado, Cabildo Abierto, el Partido Independiente y el Frente Amplio, habían pedido apoyo del gobierno a las empresas nacionales.

“El poder Ejecutivo presentará un proyecto de ley para que se habilite la exoneración parcial de aportes patronales jubilatoria para Pymes; la suspensión del IRAE mínimo; y el aumento del porcentaje de abatimiento del impuesto al Patrimonio para determinado tipo de empresas”, anunció Lacalle.

“Este proyecto incluirá también un plan de facilidades de pago a la DGI y al BPS y se establecerán medidas específicas para reincorporar a los monotributistas”, agregó.

HERENCIA

En referencia a la herencia recibida, Lacalle dijo que “ya todos sabemos cuál era la situación antes de 1 marzo del 2020” y agregó que “ya no hay tiempo para excusas, aunque pueden ser válidas”.

De todas maneras, el mandatario recordó que luego de que se detectaran los primeros casos positivos de COVID-19 “se escucharon voces que proponían confinamiento total y cuarentena obligatoria, pero primó el sentir colectivo del gobierno de apelar a la libertad responsable”.

Lacalle definió a la libertad como “elemento central de la vida de una persona, faro necesario para toda acción de un gobernante”.

El mandatario fue recibido por la vicepresidenta Beatriz Argimón y el presidente de la Cámara de Representantes, Alfredo Fratti.

“Créame que siento un profundo orgullo por la conducta y responsabilidad de la gran mayoría de los uruguayos”, aseguró el presidente, luego de enumerar una serie de acciones tomadas por el gobierno en respuesta al avance de la pandemia en Uruguay.

Así fue la transmisión oficial.https://www.youtube.com/embed/eYS0t1QtD1U

EDUCACIÓN Y ALIMENTACIÓN

En medio de acusaciones entre la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) y autoridades y socios del gobierno, el presidente destacó “el esfuerzo de toda la comunidad docente”.

“La vuelta a clases parece algo lejano, pero yo lo tengo muy presente, ese 22 de abril. En los lugares más apartados del país, en el menos del campo, donde el virus no estaba presente aun, decidimos la vuelta a clases. Se continuó luego en tres etapas que se dieron en el mes de junio. Obviamente que recordamos las incertidumbres, los temores y las críticas. El gobierno tenía claro el camino; y así procedió. Siendo uno de los pocos países del mundo que el año pasado tuvo en la educación cierta presencialidad”, expresó el mandatario.

“Al mismo tiempo sabiendo que muchos niños lo que comen en la escuela seguramente no lo puedan comer en sus casas y ante la suspensión de las clases se mantuvo durante todo el año escolar el sistema de alimentación gratuita. Más de 720 escuelas atendieron a casi 75.000 niños”, dijo Lacalle, quien agregó que entre el 12 de enero y el 26 de febrero “se brindó alimentación a casi 100.000 niños que siendo usuarios de los comedores escolares se inscribieron para recibir dicho beneficio”.

DELITOS Y DROGAS

El mandatario también se refirió a la situación de seguridad del país y enumeró una serie de medidas adoptadas. “Se amplió la legítima defensa, se declararon ilegítimos los piquetes, se aumentaron penas al narcotráfico y se creó el delito de la resistencia al arresto. Se creó y se dotó de herramientas a la Dirección Nacional de Seguridad Rural”, sintetizó Lacalle.

“Estas medidas, sumadas a un gran cambio de actitud con respecto al respaldo a la labor policial, ha traído aparejado una baja sustantiva en la comisión de delitos en nuestro país. La reducción de un 20% en los homicidios, 12% en las rapiñas, 18% en los hurtos, y aunque en márgenes menores también en la violencia doméstica y los abigeatos”, dijo el presidente.

Lacalle informó que entre marzo y diciembre se registró a 373.606 personas, de las que fueron detenidas 688 personas que eran requeridas por la Justicia. Además, se realizaron 2.700 allanamientos y se desarticularon 950 bocas de venta de droga, operativos en los que se incautaron 1.480 kilos de cocaína y más de 581 kilos de pasta base.

Montevideo Portal