Del extremo récord de temperaturas registrado en las últimas horas, Florida pasó a la lluvia intensa en pocos minutos, un pasaje de temporal de viento y el registro de daños menores, al menos en los primeros reportes tras el cambio brusco de la ola de calor.

El jefe del Centro Coordinador de Emergencias, Cono Arrúa, indicó que hubo reportes de voladuras puntuales en algunas estructuras, que además generaron algunos daños.

También hubo una importante caída de árboles en diferentes puntos de la ciudad.

En el cementerio de Florida, por ejemplo, hubo varios ejemplares derribados en la avenida principal que levantaron parte del pavimento y el cordón cuneta del lugar.

A la misma hora, entre las 15 y las 16 horas del viernes, la capital departamental y otros puntos, registraron 44°C grados, un récord que antes solo se había registrado en Paysandú, y en el año 1943.

Solo 24 horas después, llegó una caída en la temperatura de casi 20 grados junto a las lluvias.

La precipitaciones fuertes duraron no más de media hora inundando algunas calles, al igual que un pasaje de inestabilidad de vientos que también tiraron árboles, gajos y ramas en puntos del interior.

Arrúa indicó que, por fortuna, no hubo que lamentar víctimas de este fuerte pasaje de inestabilidad. Además, aseguró que las autoridades evaluarán la situación de incendios y temporal.