Así lo anunciaron este lunes el intendente de Florida, Guillermo López y el presidente del Banco República, Salvador Ferrer acompañados por el diputado Álvaro Rodríguez, el Srio. Gral. Marcos Pérez y el director del Brou Max Sapolinski.

La novedad se conoce días después del remate de la planta.

Fue rematada judicialmente el 7 de diciembre y se esperaba por las circunstancias respecto a su destino y el de sus trabajadores. Hay más de 50 operarios vinculados a la firma.

El BROU logró una protección de la unidad productiva y solicitó que el remate se hiciera en conjunto, en un solo acto y como un solo lote, para asegurar su continuidad.

“El Brou llegó a un acuerdo con un grupo industrial argentino, el grupo Lequio, que se estará haciendo cargo del frigorífico”, dijo Ferrer.

“En esa visión de banco de fomento y de desarrollo, propiciamos un remate que mantuviese la actividad productiva.

Fue sobre esa base, dijo, que se llegó al acuerdo con el grupo argentino”, agregó.

El Brou había otorgado un crédito en el año 2015 a un grupo venezolano. Tras el cierre en 2019 se generaron deudas importantes y el banco era el principal acreedor.

El banco vendió los activos en 8 millones de dólares con un crédito por el 70% al grupo inversor y recupera una parte importante del crédito además de que se reactiva la actividad industrial.

Ferrer destacó el papel del embajador Carlos Enciso por su colaboración en el acuerdo.

En cuanto a las expectativas anunció que la posibilidad de reapertura será a mediados de 2023.

El intendente de Florida, Guillermo López destacó la sensibilidad por mirar más allá del negocio y lograr la posibilidad de reapertura que significa una buena noticia para cientos de familias floridenses vinculadas a la actividad.