CBEl cierre del acto del Frente Amplio fue con una dura respuesta de Carlos Barceló, principal del grupo de humoristas Sociedad Anónima, al encargado de Cultura de la intendencia de Florida por su proscripción al grupo “debido a las ideas”. MIRÁ EL VIDEO

Los que están acá son compañeros y no cómplices de tres o cuatro chanchullos porque no los unen ganas de enriquecerse, no es ese el objetivo, el objetivo es lograr el mejor gobierno departamental para Florida los próximos años”. Así arrancó Carlos Barceló con su Sociedad Anónima saludando a un colmado Centro Democrático, donde los frenteamplistas de Florida cerraron su campaña con los candidatos Adriana Brescia y Juan Giachetto.

Malabaristas, tambores, y homenajes a diferentes figuras -además de las oratorias de cada candidato- precedieron a “Los gauchos patones”.

Es que además del espectáculo, se esperaba la respuesta con expectativa, puesto que los autores de la avisos de campaña denominados “Bienvenidos a Pajarolandia”, fueron objeto de dura crítica por parte de Álvaro Riva,  Director de Cultura y dueño de una publicación local.

NO DIJIMOS QUE TENÍA SEXO CON CINCO ASNOS

Nosotros no dijimos en ninguna pauta publicitaria que estaban vendiendo droga, porque no nos consta. No dijimos mentiras estrafalarias como que traficaban armas para la guerra de Afganistán, porque no nos consta. Sí dijimos algunas cosas que nos constan, que tienen que ver con investigaciones en curso”, explicó.

Barceló indicó que, sobre sus dichos, no hubo desmentidos. “No salieron a la prensa a decir que nosotros mentíamos con esas cifras”. Y agregó que, quien salió fue “un triste personaje”.

Salió este triste personaje; Riva. Y digo triste personaje por hacerle precio”. Agregó que Riva decidió “excluirnos por nuestras ideas” y que después “lo disfrazó” (a su pensamiento).

Decidió excluirnos porque nosotros accedimos a acompañar a Juan (Giachetto) en el local, donde no dijimos que Riva tenía sexo con cinco asnos, y ahí tiene derecho a enojarse y decir la cantidad de cosas que dijo. Pero no dijimos nada de Riva. Pero cuando se metió con nuestro derecho a actuar, a hacer lo que nos gusta, a ser artistas, cuando hizo el director de Cultura, ahí saltamos”, sostuvo Barceló.

NI DÓLARES NI PONCHO

Barceló se burló de una cifra difundida por Riva sobre el costo de la actuación de Sociedad Anónima: “Dijo Riva que nos contrataron por 9.500 dólares. Quiero agradecerle al Frente Amplio por los 9.500 dólares que nos pagaban por la actuación de hoy. Y a nososotros nos debe corresponder 3000 dólares a cada uno, que es más o menos como saca las cuentas él”.

Barceló recordó que la primera vez que actuó en el Centro Democrático fue en forma gratuita y a beneficio: “Es muy fácil traernos gratis en forma solidaria, y es fácil acusarnos en el aire. Lo que no es fácil, es corrernos con el poncho”, afirmó arrancando aplausos.

El reconocido humorista agregó que el encargado de Cultura es dueño de un medio por el bolsillo.

Riva, usted tendrá un diario, pero nosotros tenemos amor por lo que hacemos y no por el bolsillo a diferencia suya”.

HOMBRÍA Y BLANCOS

Con el recuerdo de sus padres y una llamada a Riva, Barceló le puso cierre a la crítica, en la que no volvió a escatimar en referencias: “Cuando veníamos para acá lo llamo por teléfono porque lo tengo al teléfono de antes, de cuando hablábamos nosotros, cuando no sabía que éramos de izquierda- y por supuesto no me contesta. Pero, le dejé un mensaje: ´voy para Florida, estoy llegando en este momento, digo, por si te queda un poquito de hombría como para hablar frente a frente´”. Esto arrancó nuevos y fuertes aplausos del colmado salón.

Barceló afirmó no tener derecho “a achicarse porque puedan amenazarnos de tener menos trabajo, que no es nada al lado de lo que ellos (sus padres) pasaron”. “Ellos fueron presos en la dictadura”, pero enseguida enfatizó que su familia defendió el Partido Nacional. Mi sangre, la de mi familia, se desparramó por las cuchillas del país defendiendo la bandera del Partido Nacional, así de clarito. Los Barceló pelearon por el Partido Nacional un siglo entero, pero era el Partido Blanco,  no el de cuatro ladrones”, concluyó bajo prolongados y fuertes aplausos.