CfnAWXHWsAE3KHo
Amorín en el encuentro en Florida. Foto vía Twitter.

El líder de Propuesta Batllista cuestionó “¿si no seremos nosotros, la sociedad, los que provocamos el odio en los jóvenes?” y anunció de esta manera, que debe existir un cambio en la compleja política de seguridad, de cara al diálogo por este tema convocado por el presidente Tabaré Vázquez. Afirmó además que la situación en la economía es entera responsabilidad de Astori. 

José Amorín Batlle comenzó con una fuerte crítica hacia el gobierno en el marco del encuentro regional que, con gran participación, realizó el Partido Colorado este sábado en Florida.

Este Vázquez no maneja el Frente Amplio. No tiene el mayor sector y el que domina es (José) Mujica. Y no ha podido con los sindicatos que lo han derrotado en todas las instancias y la más importante en la educativa”, advirtió.

La primera señal, dijo Amorín, fue con el conflicto en la educación. “Teníamos nuestros técnicos, había que animarse a hacer los cambios y dijo: voy a poner de subsecretario a Filgueiras y a Mir. Estoy dispuesto a cambiar el adn de la educación”. Cuando amagó a hacer alguna cosa pequeña, los sindicatos se le pusieron de frente”, repasó.

El dirigente Colorado sostuvo que “los sindicatos no son todos los maestros: son 100 o 200 personas que se le pusieron en frente y Vázquez dijo echemos a Mir y a Filgueiras. Vázquez va a hacer un gobierno deseando que llegué el último día porque la va a llevar como pueda”.

SIGUEN LOS INCAPACES

Amorín hizo luego referencia a la convocatoria de Vázquez para el diálogo sobre seguridad.

Recién ahora pero se dio cuenta que la cosa estaba mal. Hasta ahora decía vamos bien. Quiere cambiar el tema seguridad pero lo único que aseguró es que quiere mantener al ministro y el subsecretario, su hermano. Esos van a seguir, los que fueron incapaces van a seguir”, criticó.

Además, recordó la promesa una baja del 30% en las rapiñas. “No puede cumplir nada de eso”.

En cuanto a algún tipo de solución, aseveró que “no se arregla con más penas”. Y dijo que “hoy las hay importantes, solo que no las cumplen”.

Los jueces los procesan sin prisión, les damos salidas transitorias, y lamentablemente no se estudian bien los casos y los que tiene salida son los que más delitos cometieron”.

La crítica fue luego hacia los centros de reclusión. “No podemos tener los centros de reclusión que tenemos, ni para mayores ni para menores.

Unos de los doctores contaba que en una celda de cuatro personas hay 10 jóvenes. De mañana le pasan un pan con dulce de membrillo, almuerzan, meriendan y cenan. Y si tuvieran un buen comportamiento salen.

Pero salen una hora por día. ¿Cómo hacen para que esos jóvenes estén tranquilos 23 horas encerrados con nueve más? Les dan pastillas para que no rompan, para que no peleen, para que no prendan fuego”, informó.

Luego exhortó a comparar y ser “un egoístas” como ejemplo. “¿Qué pasará cuando salgan? ¿Cómo van a salir? ¿Mejor o peor?, cuestionó.

Y siguió: “¿No saldrán con un odio profundo hacia la sociedad. No seremos nosotros los que transmitimos ese odio y los aislamos?”.

Tienen que cumplir todas las penas pero es mejor para todos que salgan mejor y no llenos de odio. Por eso el tema seguridad es complejo. Hay que abordarlo con inteligencia y voluntad política. Por más que tengamos reuniones, por más que hablemos 100 horas, no pasará nada sino hay un cambio en la cabeza política”, reclamó.

ASTORI, EL RESPONSABLE

La economía fue otro punto fuerte de la crítica de Amorín. “El responsable de la política económica es un solo: Astori que se sabía lo que hay que hacer”.

Recordó que el ministro destacó el recibir de Batlle una economía sana pero, afirmó “quería ser presidente y tenía ministros que venían a pedirle plata”.

Entonces Astori no pudo hacer política contra-cíclicas y quedó bien con este y con lo otro… y pasó a hablar de espacio fiscal y gastó todo lo que había. Y gastó más de lo que había y el país se endeudó”.

Al ser consultado por los presentes ¿en qué?, afirmó: “En 70.000 funcionarios públicos más, en Pluna, y en desperdicio por todo lados”.

Allí comparó que la deuda bruta era entregada fue de 13 mil millones de dólares. “Después de 11 años, debemos 50 mil millones”.

Por último, lamentó “la enorme dificultad de hacer del gobierno que hasta ahora se toleraba porque la economía venía bien. Ahora, un gobierno inactivo con una economía así, es una mezcla complicada”, concluyó.

Anuncios