Por Juvenal

 

Salve, oh pópulis piedralteña custodiada por esbirros del desertor Ferro. Juvenal os saluta. Juvenal estuvo mirando unos videos que circulan en las redes sociales.

Parece que estos trabajadores son de la misma empresa a la que pertenecía el pobre joven padre de familia que se estrelló contra el piso del Disco que continuó vendiendo como si nada.

Alguien está fallando, especialmente los inspectores del Ministerio de Trabajo.

Porque parece que los empresarios que generan esto, son genios.

Seguramente han de ser autoconvocados.

Observad las capturas de pantallas de Juvenal: los obreros trabajan sin elemento alguno de seguridad, en un segundo piso, en pleno Pocitos.

Se quiebra un andamio improvisado y todos se salvan de milagro.

La prensa, mutis.

Despertad, Juvenal os lo suplica, oh pueblo laburante.

Anuncios