Camilo en la fiesta de Sarandí Grande, momentos antes del incidente. Foto: Municipio de Sarandí Grande.

La solicitud surgió luego de la denuncia en Sarandí Grande que se ampliaría en la investigación.

Natalia Camilo se encontraba conduciendo el espectáculo de la Fiesta Nacional de la Bici en Sarandí Grande, el municipio norte de Florida, el pasado 8 de diciembre.

En determinado momento, cerca de las 20 horas, “ella se puso nerviosa por mensajes que le estaban llegando”, contó uno de los asistentes a FloridAdiariO.

La joven había solicitado a los presentes que le enviaran los mensajes de la fiesta a sus cuentas en redes sociales, las cuales estaba revisando durante la conducción. Mientras miraba el teléfono, decidió bajarse y “pidió que la contuvieran porque venía alguien”. Fuentes cercanas indicaron que la mujer manifestó que “hubo amenazas de muerte”.

Posteriormente, llegó su pareja, el jugador de fútbol, Nicolás Albarracín y se produjo un altercado que ante la situación, fue contenido por integrantes de la organización, entre los cuales se encontraba el alcalde de Sarandí Grande, Cayetano Stopingi, hasta que llegó la Policía e intervino.

La Dra. Elisa Aramburu, Jueza de Paz del lugar, recibió el parte de la Policía y tomó acciones inmediatas, disponiendo medidas cautelares. Prohibió la comunicación y acercamiento por 180 días en una zona de exclusión de 500 metros, bajo apercibimiento de incurrir en desacato.

Además, cualquier tipo de acercamiento y contacto por llamadas, mensajes de texto, redes sociales, o cualquier otro medio por el plazo y radio ya referido.

Además, se dispuso que Camilo tendrá custodia policial, porque el jugador, ya habría incumplido una de las medidas el mismo día.

Aramburu solicitó que se haga un seguimiento exhaustivo de la situación desde la seccional policial que corresponda en la zona de “El Pinar”, donde se domicilia la mujer.

Y que también se informe, de ocurrir, del incumplimiento de las medidas cautelares del futbolista que rigen desde el día 8 de diciembre.

Posteriormente, y a través de la red social, la amiga de Camilo, Nazarena Velez sumó lo que consideró como “agresión, amenaza y un pedido de ayuda” a través de un video donde se percibe una situación violenta entre la pareja:

https://platform.twitter.com/widgets.js

Fuentes judiciales, estiman que la investigación a cargo de la fiscal Alicia Gómez, ampliaría la denuncia con los datos que surjan del análisis del video, y también sobre antecedentes por violencia que surgirían del año 2018.

Ambas partes ya prestaron declaraciones en Florida y aunque se estableció el reconocimiento médico, la mujer decidió no concurrir.