SÁTIRA – HUMOR 

Por Juvenal

 

Escribe Juvenal, el sátiro sutil

Al Barrito tiene el mismo apellido del Zorro: Don Diego de la Vega.  ¡Y usa ANTIFAz, como el Zorro!

A juvenal, el ciruja ano lo desacomoda, lo desconcierta. Con frecuencia. Sin anuencia. 

¡Pero Al Barrito! ¡La embarraste fiero! ¡Querés ser candidato único y si no te hacen el gusto, pedís gancho y no jugás más! ¿No te has dado cuenta de que estamos en el siglo veintiuno, mechachooooo? ¡Cualquier partido político que se convierta en un Club de Tobi va al muere, querido diputado renunciante! ¡Si hasta el inigualable y preclaro Tabaré Vázquez tuvo que bancarse con constancia a la Constanza!

¿No te gustan las mujeres, Al Barrito? Mmmmmmhh… Naaaaaaa… te gustan en pila… pero no como posibles rivales. Y menos, con posibilidades…

Escuchá a Once Tiros, estatescuchando, dotorcito…

“¡Alguien que me alcance el bisturí!

¡Hay que rebanar a otro infeliz!”

“¡Le abrimos la cabeza

para extirparle la mente!”

¿Te suena? Si no te suena, buscalo en el Tubo de You. Allí está la música en video, con la letra en letras. 

Mentes yoístas no se han de curar con bisturíes que abran cabezas.

Que se dejen de falsas teorías los de Once Tiros.

Resulta que el ANTIFAz del Dr. Vega se cayó porque no se calló.

Salió a decir que si el FA tenía cuatro candidates, nadie los iba a votar porque iban a ser una bolsa de gatos. Iban a hacer una bolsa de gatos. Iban. ¡Y van no se sabe cuántas pifiadas, con ésta, por parte del columnista heráldico! ¡El vacunado contra la pajarofobia! Pasquinista y nidista, el dotorcito…

Quiso hablar por boca del dúo Riv y Ezzi. Y eso no es nada nadita fácil. Nonono señor, nononono seseeñora.

Dijo que él se iba a ir y el dúo también. Pero el dúo lo desmintió.

Mientras… Mary Anita, cero bola y con elegancia se enarbola.

¡FAAAAAAA, FALTARDELAPATRIAAAAA! Faaaaaaaahhh…

¡Aprendan de la blanca hermandad Encitánica! ¡Superaron los audios que publicó don Alexis, que lo hicieron terminar por allá por la Agesic! ¡Nunca se supo por arte de quién! ¡El denunciante anónimo se escondió atrás de un tabique al flatto! ¡Cuántas historias! ¡Y terminó siendo consolado ante cámaras! Sólo allí le prestaron oreja. Naaaaa… ¡Pobetitoooo! ¿Lo estarán invitando a los ágapes en honor al Guille? 

¡Floridafloridaflorida, tierruca de mis añoranzas… fuente de paz y de gloria por ser el Altar de la Patria! Antonia Artucio dixit. Preguntado sea de paso… ¿Riva’ s Culture Departament ya arregló la alegoría que en honor de esta poetisa vernácula supo estar en la esquina de la Escuela Artigas?

¡Las que quedaron mamarrachescamente chiquitas fueron las cabinas de transmisión del 10 de Julio! ¡Mucho más chiquitas que los chapones con la calada turbina de Enciso, que lucen a los flancos de ambas entradas al refaccionado coliseo polifuncional! ¡Turbina por aquí, turbina por allá! ¡Ni aunque se junten Rincón del bonete con Salto Grande, suman tantas turbinas como la capital piedralteña!

¿Cuánto habrá pagado la gestionenciso por estos dos chapones gigantes? ¿Los habrá pagado? Mmmmmhhh… El que venga que arree… aunque deshaciéndose de los suculentos sueldos de los setenta asesores… a ver… setenta por doscientos mil… eeeepaaaaa… ¡catorce millones! ¡casi 400 000 dólares mensuales! ¡Algo es algo!

Salve, apajaradamente blanco pueblo piedralteño, custodiado por los esbirros de Ferro y Maninazi. Id con los dioses. ¡Y no olvidéis pagar religiosamente vuestros impuestos! Amén.