Salve, oh piedralteñes apajarades y custodiades. Juvenal pide permiso para entrar por vuestros lectores ojos.

Un conocido político lugareño entró por el Aro. Cena 🥘 pidiendo perdón por intentar ser feliz. Y de un triste ex fiscal pretende ser adoratriz.

Los blancos son diferentes, pero nadie se da cuenta porque todos usan lentes.

Uno mira a la sesenta y dos y piensa que es un pañal. Pues lo que juntan es igual.

Película repetida de una trama fantasmal.

Dan lástima, mal.👎

Muestran los taneros las marcas de las piedras del desdén.

Mientras los tahoneros vocean sus casas, no por lo que les den.

“Alquilo linda casa en barrio privado, por viaje inminente al Prado.”

“Contrato por cinco años. Con trato preferencial, si usted no me compara con un pañal.”

Callate Juvenal, rata de albañal.

Mirá que te excomulgará Sturla, el cardenal militar…

Políticos triunfantes, al mojo miran anhelantes. Moscas asquerosas en la carne 🍖 de la sociedad.

Es amargo, pero todos tememos que el gran buitre salga de su letargo.

Chirolope y Aro son como Sur y Palermo: “chatas figuras rivales y hermanas”. 👯‍♀️

Tristes payasos en orsáy. Tragicomedia con replay, de pobres diablos vagabundos.

Son una maldición de amores y odios, en riñas de gallos de salón.

Son como dos chicles entreverados en un chupón. Como dos perros 🐕 peleando por zafar del botón. Al santo botón. Uno mirando en contra del otro, pero unidos por un poroto.

Todos ellos a las órdenes del Bolsonaro chuminga de acá. El que con nuestro recreo acabará.

Payasos 🤡 en orsay…

Nota de Redacción: recomendamos oír 👂 la actuación completa de murgas veinte veinte. Juvenal parece loco, pero lo que está es AMURGUESADO.

Agarrate Juvelino. De locura.