Por Alexis Trucido

Un joven de 22 años, primario absoluto, sin antecedentes penales e identificado como A.A.C.C. fue procesado con prisión por homicidio muy especialmente agravado con premeditación y alevosía, tras ratificar su confesión de haber matado al Dr. Mario Bautista.

La confesión, que ya la había realizado ante la Policía, la ratificó en la tarde de este sábado, luego de diez horas de indagatorias ante el Dr. Daniel Erseguer, actuando como Juez Letrado Subrogante al frente del Juzgado Letrado del 1er. Turno y la Dra. Alicia Ghione, al frente del Ministerio Público y Fiscal.

El encausado mostró total arrepentimiento, se quebró durante su relato, reconoció que lo mató de varias puñaladas con una cuchilla de su propiedad y manifestó un acoso deliberado por parte del médico que lo llevó a tomar esa decisión.

Tanto el juez Erserguer como la fiscal Ghione indicaron que el joven actuó solo. Y que, además, premeditó el homicidio. La muerte de Bautista ocurrió cuando el médico estaba durmiendo en su cuarto, hecho por el cual A.C. esperó para quitarle la vida de varias puñaladas.

ARDUO TRABAJO POLICIAL

Un trabajo sin pausa de la policía floridense, permitió la resolución del caso en poco más de 72 horas.

Nuestros agentes estuvieron constantemente atentos a cada detalle que surgía en el marco de una investigación plena de complejidades”, dijo a FloridAdiariO una alta fuente policial.

Incluso los investigadores estuvieron minutos antes de encontrar las prendas del matador en una indagatoria con el joven que, luego de conocer los hallazgos de sus prendas ensangrentadas, desapareció.

Allí, las autoridades pudieron establecer que buscó autoeliminarse, conociéndose prácticamente cercado por la Policía.

El detalle mantuvo en vilo a las autoridades por algunas horas. Luego, a 14 kilómetros de Casupá, en la vecina Fray Marcos y ya rumbo a Tala, en la tarde del viernes, dieron con su paradero.

Al detenerlo, el homicida confesó ante los efectivos, pero se esperaba que ratificara sus dichos y los detalles que llevaron a realizar el asesinato de tal manera.

El joven declaró que sufría un acoso constante por parte del médico, en el marco de una relación íntima y no estable que llevó a profundas diferencias.

El acoso señalado, determinó la decisión de A.C. asesinando al médico tras apuñalarlo en repetidas oportunidades y hacerle un profundo corte en el cuello. Luego intentó prender fuego el lugar. Fue el incendio el que permitió encontrar el cuerpo del médico a las pocas horas del homicidio, cuando un vecino del lugar dio un aviso por incendio.

El homicida, además, se deshizo del arma en un tajamar de Casupá que luego indicó a las autoridades, que terminaron encontrándolo, según confirmó la Dra. Alicia Ghione.

PERICIAS

Producto del arrepentimiento y de una llamativa afectación emocional durante sus declaraciones, las autoridades no descartan la realización de una pericia psicológica al joven para determinar otros detalles.

¦Renson González (Canal Tevé+) colaboró en este reporte.

INFORMACIÓN EN DESAROLLO…