SÁTIRA / HUMOR/ OPINIÓN
Por el sutil y mordaz Juvenal

Salve, oh heroico pueblo piedralteño, bajo custodia del benemérito Batallón de Ingenieros de Combate Nro. 2. Que Júpiter os proteja. Ojalá dé abasto.

Cuando Juvenal viajó en el espacio tiempo, y se fue a ver qué pasó en la estación de servicio de Santa Clara de Olimar, allí donde un directivo de los autoconvocados logró una embestida baguala contra una asamblea de trabajadores correctamente sindicalizados, le entró como un chucho.

Le entró como un chucho porque allí vio a una turba desbocada, que no hacía honor a la tradición de vuestro pueblo, oh orientales artiguistas.

La estación no despachaba porque su dueño la había cerrado porque sus empleados estaban de Asamblea. Estaban de Asamblea porque este patrón había echado a un empleado que osaba reclamar condiciones dignas de trabajo. El Ministerio de Trabajo había ordenado el reintegro del trabajador de marras.

Allí llegaron varios vecinos, acicateados y coordinados por un dirigente autoconvocado. Él reconoce que él fue quien los acicateó. Lo reconoce en declaraciones a la televisión capitalina. Se bajaron de sus camionetas y, voz en pecho peludo, gritaron: “FUERA COMUNISTAS, AQUÍ MANDA UN SOLO URUGUAY Y EL PARTIDO NACIONAL”. Una dirigente del PIT CNT lo dijo por televisión, y afirmó que grabó esta insólita declaración.

Juvenal recordó cuando voluteó por el Chile de Allende y por el Brasil de Dilma, y vio a hordas de empresarios confabulándose entre sí. El resultado fue el títere de Temer en Brasil, y el criminal de Pinochet en Chile.

  • Entonces, Juvenal se acordó de un tal Andrés Gallinal, que sabe glorificar la dictadura de Pinochet y la de Franco. Éste es el Gallinal que trataba de Pichi a Enciso, y lo quería mandar al paredón. Éste es el empresario Gallinal, con suertes de estancia en Cerro Colorado, pero mansión en Carrasco. Éste es el Andrés Gallinal que vimos hacerse caquita en el Juzgado, cuando el Pájaro Enciso lo denunció por difamación e injurias. Éste es el Gallinal que se enojó con Juvenal porque Juvenal dijo que los blancos vascos de Florida idolatran a los Lacalle, que son franquistas, pero están orgullosos del Guernica del ingreso a la polis.

Si no ubican a este Andrés Gallinal al que se refiere Juvenal, oh lectores alatardelapatrialteños custodiados, aquí van unas tomas gráficas para ubicarlo. Una de las tomas fue generada por TVF, para que el inefable Oreja no se ofenda, lo reconocemos.

 

Helo aquí, con algunas de sus publicaciones. Se decía colorado, y terminó con Novick. Indudablemente autoconvocado:

 

  • Entonces, Juvenal se acordó de un tal Bracco Maguna, que odia a los seres humanos no heterosexuales, y lo hace público. Es decir, hace apología del odio. Este muchachuelo es declaradamente blanco, y orgullosamente compadre de Lacalle Pompita Pou. Y, por supuesto, también autoconvocado. También ha sabido ser candidato por el Partido Nacional.

 

Así que tenemos a un novickista autoconvocado pro dictatorial, como Gallinal; y un blanco autoconvocado anti cualquier opción sexual que no sea la heterosexual. Con razón, pensamos que ambos estarán de acuerdo con la acción autoconvocada de Santa Clara, anti sindicalista y anti comunista.

  • Entonces, Juvenal se acordó de un tal Bauer. Por supuesto que blanco y autoconvocado también. En las notas gráficas que siguen, oh piedralteños, podréis rememorar muchas facetas de este personaje. Defensor del golpe de estado encubierto en Paraguay, como Gallinal. Enemigo de los no heterosexuales, como Bracco. Supo demostrar que conduce con alcohol en sangre. Supo recorrer medios de prensa, acompañado de lo más encumbrado del pajarerío.

 

Como podéis apreciar, oh piedralteños custodiados, Juvenal tiene varios motivos para temer por vuestro futuro si estos autoconvocados llegan a engañar a un número apreciable de la ciudadanía oriental y artiguista. Si llegan a gestar un proceso como el brasileño o el paraguayo.

No os descuidéis. ¡Admirable alarma, piedralteños!

Anuncios