SÁTIRA / HUMOR/ OPINIÓN
Por el sutil y mordaz Juvenal

Salud, oh sacrificados piedralteños custodiados y emplumados.

Las conexiones eléctricas del alumbrado de la pobre Plaza Artigas, saltaron todas en honor a Párraga.

¡Qué descubrimiento, el del fusilamiento de Párraga, que los ha dejado exhaustos a los blancos autóctonos! ¡Válganle los dioses!

Hasta la mona esposa de Pompita ha venido a bailarse la marcha Tres Árboles 🌳 🌳 🌳. Seguramente sus jardineros, “peones rurales” si los hay, han de haber puesto tres árboles en fila frente a su chalet de La Tahona. Blancos como sotana de obispo, mire.

Les “cundió” la blancura, dijera el sin igual Lamaita. Claro, Lamaita ya no es blanco.

Ni frenteamplista. ¿Heráldico sigue siendo? Seguro, su numen Riva le sigue marcando el rumbo, la ruta, el sino. Ejemplar, lo de Riva. Gran aporte cultural.

Por la noche, pudimos ver una recreación nunca vista del sitio de la Florida, en la sufrida Plaza Artigas: ¡Aplausos al historiador Pérez D’ Auria! ¡Genial! Oscuridad total, trincheras, pisos levantados… La verdad verdadera… Juvenal quedó pasmado ante tanta creatividad.

Juvenal os deja custodiados por los seguidores de Ferro, e ilustrados por los seguidores de Enciso, oh piedralteños…

Anuncios